El municipio de Soplaviento (Bolívar), despidió en medio de los sonidos de la gaita y la tambora, al gran Catalino Parra, uno de los músicos y folcloristas más importantes del departamento.

 

 

Su tierra natal, donde nació un 25 de noviembre de 1924 y que fue su principal inspiración musical, no dudó en retribuirle a su hijo más ilustre el amor que siempre pregonó y dejó en alto el nombre del municipio.

 

 

En su despedida, camino al campo santo, los habitantes de Soplaviento se volcaron masivamente a las calles y entonaron cada una de sus canciones.

 

 

Habitantes de realizan actos conmemorativos en honor al gran juglar , quien hoy será sepultado en el municipio que lo vio nacer hace 95 años. En estos momentos, sus canciones son entonadas por la comunidad @GobDeBolivar @icultur_Bolivar @mincultura

Video insertado

 

Catalino Parra Parra, uno de los hijos del maestro, manifestó que “este es un pequeño homenaje que le hacemos a él, donde tocamos sus canciones, las que más le gustaban“.

 

 

Destacó además que su padre siempre les inculcó a todos sus hijos el amor por la música y folclor. “Él siempre nos decía que aprendiéramos y que luego enseñáramos porque eso era lo más bonito que uno podía dar a los demás”, expresó.

 

 

“Su sueño siempre fue que todos aprendiéramos la música de gaitas, pero más que todo que en Soplaviento hubiese una Casa de la Cultura y que en su muerte, lo despidiéramos como hoy lo estamos haciendo”, agregó.

 

 

El director de .@icultur_Bolivar @ivansanes se trasladó a para participar en los homenajes póstumos que se realizan al gran . El funcionario leyó un acto administrativo expedido por @GobDeBolivar donde se exalta el legado cultural del juglar

Ver imagen en Twitter

Rocio Castillo, una de las pupilas del maestro, resaltó: “el gran Catalino era un empírico de la música, de la interpretación de la tambora, y en la medida en el que él se fue desarrollando, con su intuición natural, formó una generación de jóvenes que como yo interpretan el folclor de nuestra región”.

 

 

No creo que exista alguien que lo pueda superar, porque no es solo la forma cómo él escribía sus canciones, sino como llevaba el mensaje que es tan cultural y arraiga a las costumbres de Soplaviento”, acotó.

 

 

El gobernador de Bolívar, Vicente Blel Scaff, quien acompañó a Catalino Parra hacia su última morada, manifestó que lo vivido en su despedida en Soplaviento, es solo el inicio de una serie de homenajes póstumos que se han organizado en su memoria y legado.

 

 

“Así como está obra sirve para unirnos como bolivarenses, su música nos reconoce como hermanos de esta tierra con la gaita, por esa razón el Puente que une a Soplaviento con San Estanislao, llevará el nombre del eterno Catalino Parra“, indicó.

 

 

El gran Catalino Parra, uno de los fundadores de los Gaiteros de San Jacinto, partió de este mundo a sus 95 años de edad. Su música y sus enseñanzas permanecerán en el tiempo, pues no solo sus hijos y nietos continuarán con la tradición, sino también sus alumnos, que velarán para que el amor por el folclor sea eterno.

 

FUENTE: Sistema Integrado de Información

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *