El alcalde del municipio de Arauca, Benjamín Socadagüí Cermeño, reiteró su rechazo al crimen del comerciante Henry Estupiñán, asesinado la noche del pasado viernes.

El mandatario local dijo que frente a la situación se decidió adoptar medidas restrictivas para el ingreso de venezolanos y evitar que continúe creciendo la ola de inseguridad.

El mandatario justificó las medidas excepcionales como prohibir toda venta ambulante, sólo habilitar el paso de las canoas para el ingreso por el río y sólo permitir la presencia de quienes tengan la documentación requerida para visitar la ciudad.

Señaló que no todos los emigrantes están vinculados a hechos delictivos, pero indicó que algunos «se camuflan entre los buenos» por lo que pidió al Gobierno nacional que no los dejen solos.

Socadagüí Cermeño expresó su preocupación por la situación del vecino país y comentó que se ha incrementado la presencia de «caminantes que van a otros municipios de Arauca y otros llegan a Casanare, Boyacá y otras zonas, huyendo de la situación».

El burgomaestre precisó que Arauca solo cuenta con 180 policías para cubrir tres turnos, «un número insuficiente, en una zona difícil por la operación de grupos armados como el Eln y las disidencias de las Farc».

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *