La reunión de junta directiva de la cámara de comercio de Arauca, terminó en una confrontación, donde los delegados del gobierno nacional, junto a otros dos integrantes de la directiva cameral, pidieron la cabeza de la actual Presidente Ejecutiva Gisela Garcés Valdés y del presidente de la Junta Directiva Francisco Javier Vescance Betancourt.

 

 

Los delegados del gobierno nacional George Mikjaíl Rojas Rivera y Miriam Figueredo Castaño, quienes atendieron aparentemente intereses del congresista que los propuso para ese cargo y los directivos Ramiro Cabrera Mojica y Leonor Castro, quien participó virtualmente; actuando en contravía de los estatutos de la entidad, removieron del cargo a Francisco Javier Vescance, presidente de la junta y Gisela Zuleima Garcés presidente ejecutiva.

 

 

De nuevo, en otra flagrante violación del reglamento estatutario, procedieron a imponer a la integrante de la Junta directiva Myriam Figueredo como presidente ejecutiva. El error ignora el articulo 29 de los estatutos vigentes, donde se prohibe la designación de algún integrante de la Junta Directiva para suplir la ausencia temporal o definitiva del presidente ejecutivo o de su suplente.

 

 

Tampoco está claro la validéz de la participación virtual o por teleconferencia de algún miembro para tomar ese tipo de decisiones. La señora Leonor Castro Ardila participó y votó tanto para remover a la destituida y para designar a la nueva representante de la cámara de comercio araucana.

 

 

Benjamín Moreno, suplente de lista de la Junta Directiva, contó que la tarde del martes, los directivos Rojas Rivera, Figueredo Castaño y Cabrera Mojica citaron en las horas de la mañana a una reunión informal en un establecimiento público a la Presidente Ejecutiva Gisela Garcés, donde le pidieron que renunciara, hecho que reiteraron al instalarse la sesión formal a las 2 de la tarde. La discusión fracturó a la directiva y ante la negativa de Vescance Betancourt que la presidía, de incluir el cambio en la dirección ejecutiva por no estar en el orden del día de la convocatoria, se decidió levantar la sesión y convocarla para ayer.

 

 

De la misma línea de los delegados del gobierno, hicieron parte los comerciantes, Ramiro Cabrera y Leonor Castro, todos con vínculos contractuales como proveedores de Comfiar, desde donde se afirma, se mueven los hilos para orquestar el plan maquiavélico.

 

 

La Revisora Fiscal de la entidad, Rosa Edelmira Ángel,  será finalmente la que avale o rechace las actuaciones, que deben estar plasmadas en el acta de la reunión.

 

 

De la sesión sen ausentaron la tarde anterior la directora encargada Diana Carolina Ceballos, la Secretaria de la Junta Directiva, Marianela Botello, el actual presidente de la Junta Directiva, Francisco Javier Vescance, el miembro de la junta Hollman Eduardo Fuentes Garrido, así como los suplentes Benjamín Moreno y Carlos Argemiro Rincón.

 

 

Los delegados del gobierno nacional, aducen que la removida Presidente Ejecutiva está inmersa en una serie de irregularidades que vienen siendo investigadas, por lo que debe ser separada del cargos, una situación que rompe la confidencialidad ordenada por los estatutos; pues terceras personas sin ninguna vinculación a la entidad han puesto a correr el rumor.

 

 

Quienes se apartan de este procedimiento, aducen que esas ireregularidades no han sido comprobadas, que los entes de control han archivado los procesos, por lo que se debe tomar como cosa juzgada.

 

 

Uno de los delegados nacionales terminó ayer nombrando un presidente ad hoc, pasando por encima del titular que estaba presente, lo que hizo que se disolviera la reunión y solo quedaran los interesados en causar la remoción que ha sacudido las bases institucionales de la Cámara de Comercio de Arauca.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *