El coronel Darío Enrique López, comandante del departamento de Policía Arauca, al rechazó los hechos vandálicos de la vereda Miramar en Saravena, donde subversivos obligaron a conductores de varios carrotanques derramar el crudo que transportaban hacia el complejo petrolero de Caño Limón y pidió a la comunidad informar quiénes fueron los autores del repudiable acto.

 

 

El derrame contaminó cerca de un kilómetro de la vía en el sector del antiguo Idema y las cunetas que colectan aguas lluvias, lo que indefectiblemente irá a parar a fuentes hídricas cercanas, zonas de cultivo y afectará el medio ambiente.

 

 

La nueva práctica fue calificada como un acto demencial de la insurgencia armada, rechazable desde todo punto de vista y desconsiderada con esa población a la que la guerrilla dice defender.

 

 

El oficial que se reunió ayer con el Director de la Unidad Nacional de Protección Alonso Campo Martínez y el viceministro de Defensa, Jairo García, anunció investigaciones que la institución policial adelanta junto con la Fiscalía, para frenar la ola de robos de vehículos de la UNP y el pago de recompensas importantes para quienes informen del paradero de los automotores.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *