El delito de feminicidio en el Perú tiene como principal escenario la casa de las víctimas o el domicilio que estas compartían con sus asesinos. De los 1129 casos de feminicidio registrados entre enero de 2009 y junio de 2018, 674 se produjeron dentro del hogar. Así lo señala el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público en estadísticas actualizadas a las que accedió la emisora RPP.

En el informe ejecutivo con el que la institución presenta estas cifras se concluye que aunque la tendencia es considerar el hogar como el lugar al que se acude para sentirse más seguro, este se vuelve el espacio más inseguro para algunas mujeres. Pero esta no es la única conclusión que se puede desprender de los números.

La socióloga y especialista en temas de género Katherine Soto Torres explicó a RPPData que la situación de inseguridad que viven las mujeres dentro de sus propios hogares y que puede escalar al feminicidio se construye desde que son pequeñas.

«Muy aparte del deseo de control y de poder que ejercen los feminicidas sobre las mujeres, está el hecho de que la violencia de género es transversal y afecta desde una edad temprana dentro del núcleo familiar. La casa es el primer espacio donde se suelen naturalizar las relaciones desiguales de poder entre géneros y la comunicación que pueden ir hacia la agresión, la violencia sexual o incluso el feminicidio».

El 80% de feminicidas son la pareja o expareja

El Observatorio de Criminalidad señala que, en el 80% de los 1,129 casos identificados en los últimos nueve años, el feminicida era la pareja o expareja. Dentro de este grupo está el esposo o conviviente (475), el exesposo o exconviviente (163), el enamorado o novio (141), la pareja sexual (73), el exenamorado (38) y el exconviviente que mantenía arraigo sentimental al momento de los hechos (2). También se contabilizó a una mujer victimaria, quien había sido conviviente homosexual de la mujer asesinada.

En el período analizado por el Ministerio Público, se identifican solo 41 casos (el 3,6%) en los que el feminicida era un completo desconocido para la víctima. En estos 41 ataques hubo previa violación o intento de abuso sexual. Otro 10% de los feminicidas era familiar directo de la víctima o conviviente de alguna mujer con la que tenía parentesco, mientras que el 5,3% eran amigos, vecinos o compañeros de trabajo.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *