El exalcalde Benjamín Socadagüí salió ileso del atentado que fue víctima ayer en la finca La Fortuna, de su propiedad, diez hombres que se identificaron como integrantes de las disidencias de las Farc, irrumpieron en la finca ubicada en la vereda Clarinetero, portando fusiles, pistolas y granadas.

 

Los delincuentes preguntaron a los trabajadores por el exalcalde y procedieron a registrar la vivienda. El dirigente se encontraba en el sector de producción porcina y alertado de la presencia guerrillera, escapó hacia la vía.

 

Con los trabajadores, el grupo asaltante dejó el mensaje “que volverían”, al no ser ubicado, procedieron a disparar ráfagas contra de fusil contra el vehículo de la Unidad Nacional de Protección, impactando los vidrios laterales, frontal y pincharon las llantas del automotor.

 

Posterior a ello, los guerrilleros, según testimonio de los trabajadores, abandonaron la finca y se movilizaron en una canoa a la población de El Amparo, en el estado Apure venezolano.  El exmandatario abordó el vehículo del exconcejal Freddy Andrés Zocadagüí, quien junto a otras personas lo trasladaron a la cabecera municipal.

 

El dirigente denunció que al finalizar su periodo de gobierno el pasado 31 de diciembre de 2019 le fueron levantadas todas las medidas de seguridad, quedando solo con el vehículo blindado de la UNP. Socadagüí Cermeño le pidió a los gobiernos nacional, regional y local no abandonarlo, brindarle la protección debida a él y su familia, aduciendo que en la región donde se tiene una fuerte presencia de la guerrilla del Eln y las disidencias.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *