El diputado venezolano Juan Requesens, que fue detenido y acusado por el Gobierno como presunto implicado en el supuesto atentado contra Nicolás Maduro, habló por teléfono con su familia que lo considera desaparecido desde hace más de 100 horas, debido a que aún no lo han podido ver.

Un comunicado de la familia del legislador, que fue difundido por su partido Primero Justicia, explicó que en la llamada, el preso político les realizó algunas solicitudes de implementos para el aseo personal. Los familiares insisten en que no conocen las condiciones físicas de salud y psicológicas del legislador, además aseguran que es inocente y dudan de la veracidad del atentado a Maduro, quien se habría victimizado para encarcelar a opositores que lo siguen denunciando por la crisis y la represión.

En el comunicado se dice que es extraño que aún a más de 120 horas de su secuestro por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se les haya negado cualquier posibilidad de verlo, de constatar su estado físico y que sus abogados puedan conversar con él.

El diputado «es un rehén del régimen de Nicolás Maduro» y «se le utiliza y manipula violando su voluntad para intentar crear matrices de opinión». En un video divulgado el viernes se ve a Requesens semidesnudo, sonámbulo y con ropa llena de excrementos, lo que evidenciaría torturas por parte de los funcionarios del Sebin, conocida como policía política, la cual maltrata a los detenidos. También afirman que la intención es humillarlo e intimidar a los demás venezolanos para que tengan miedo de pronunciarse contra el régimen.

Expertos han asegurado que como se observa al diputado muestra que ha sido maltratado y estaría aparentemente drogado, para someterlo con más facilidad y declare lo que le indiquen los funcionarios.

Sobre los otros 6 detenidos se desconoce su paradero. Según el periodista Jaime Bayly, uno de los arrestados fue asesinado y a todos los capturados los torturan con descargas eléctricas, los hunden en pocetas y los asfixian con bolsas de amoníaco.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *