Con el fin de evitar excedentes y caídas en los precios al productor que puedan generar una crisis en el sector, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández, hizo un llamado a no sembrar más de 520 mil hectáreas de arroz el próximo año.

 

 

De acuerdo con el dirigente del gremio, se necesita ordenar la producción del cereal a una tasa de cambio favorable y más recursos para el incentivo al almacenamiento, con la intención de que el cereal vuelva a tener un buen año en el 2020.

 

 

“Este incentivo es necesario y celebramos el anuncio del Gobierno porque la gran cosecha de arroz es de  julio, agosto y septiembre y en ese momento se recolecta el 70% del arroz del semestre. Hay una estacionalidad muy marcada en esos meses y de no existir un incentivo, puede haber una caída en los precios por sobre oferta temporal”, dijo el dirigente gremial.

 

 

Para este año la cosecha arrocera alcanzó los 3 billones de pesos, 530 mil hectáreas sembradas y una reserva de arroz que saldrá al mercado el próximo mes.

 

 

“A final de este mes vamos a terminar con unas 360 mil toneladas de arroz. La cosecha del otro año dependerá de la tasa de cambio y de los cultivos de Ecuador”, agregó Hernández.

 

 

Cabe mencionar que el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, anunció la semana pasada en medio del Congreso Nacional del Arroz, que debido al éxito y los buenos resultados que tuvo el sector este año, durante el 2020 se activará nuevamente el incentivo de almacenamiento que beneficia a las 500 mil familias que dependen de esta actividad.

 

 

“El incentivo de almacenamiento va a continuar el año entrante, porque sabemos y entendemos que este es un instrumento fundamental para que el sector arrocero pueda enfrentar esa estacionalidad de la cosecha que ocurre en el segundo semestre”, afirmó el jefe de la cartera agropecuaria.

FUENTE: Sistema Integrado de Información.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *