El empresario José Santos Ruiz, vicepresidente del Comité de Ganaderos del departamento de Arauca, ofreció detalles del atentado que sufrió aproximadamente a las 10:30 minutos de la mañana del pasado domingo, por parte de cinco guerrilleros que robaron un vehículo y lo emboscaron a la salida de su finca La Dalia, ubicada en la vereda Matepiña, vía al corregimiento El Caracol del municipio capital.

Santos Ruiz explicó que los sábados y domingos son los días que tiene espacio para visitar su finca y llevar el surtido correspondiente para la provisión. Sin embargo, un pequeño cambio de rutina le salvó la vida. Precisó que habitualmente visitaba su predio rural en la tarde, pero el domingo decidió ir en la mañana, lo que quizás descoordinó el plan criminal.

Detalló que sintió un presentimiento luego de estar en la finca, donde no se excedió más de 10 minutos, pero cuando salía de la zona y llegaba a la carretera pavimentada lo emboscaron junto a sus dos escoltas. El enfrentamiento tardó unos cinco minutos, lo que también le favoreció, porque ya los integrantes de su esquema de seguridad se estaban quedando sin municiones.

«El carro de los atacantes iba de Arauca hacia El Caracol (…) Primero dispararon, los escoltas repelaron el ataque e hirieron a uno de los delincuentes, por eso lanzaron la primera granada. En ese momento el carro se apagó porque el motor fue impactado y entonces lanzaron otra granada, pero no explotó, y huyeron en dirección hacia Arauca capital», contó el gremialista ganadero.

Sobre el caso, cree que por las características del hecho el plan era asesinarlo. En cuanto a los autores, hay una presunción que establece como responsable a los grupos al margen de la ley, como las guerrillas del Eln o disidencias de las Farc, pero también reveló que hay muchas personas que ha denunciado por robo de maquinarias y otros que le adeudan altas sumas de dinero.

El empresario confesó que entró en shock minutos después, al regresar a la escena de los hechos acompañado del Ejército, particularmente al ver cómo quedó el vehículo, por lo que reiteradamente agradeció a Dios por siempre protegerlo y concederle lo que llamó «un milagro».

 

Su futuro en el departamento

Dijo que le duele lo sucedido y agregó que se mantiene en el departamento por el apego cultural, además por el sustento que con sus propiedades garantiza a más de 200 personas que dependen del trabajo que les provee. No obstante, anunció que va a evaluar su continuidad en el departamento.

Resaltó que por el hecho, las secuelas lo desmoralizan, pero dijo que tomó valor, sin embargo, agregó que es pertinente analizar la situación con su familia y lo correspondiente a la seguridad lo estudiará con las autoridades.

Santos Ruiz recordó que en una ocasión fue secuestrado y ya había sufrido otro atentado años atrás en la vía a Caño Limón.

Frente a la situación, sugirió la activación de los puestos de control en las salidas de la ciudad, porque sería fácil detectar si quienes se movilizan por las vías suburbanas van armados y si los vehículos en los cuales se desplazan han sido robados.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *