Hasta el 30 de marzo del otro año se conocerá si la Corte Suprema de Justicia le da el visto bueno al preacuerdo que Hilda Niño, la exfiscal procesada por auxiliar a jefes paramilitares de Arauca, firmó con la Fiscalía, entidad que pidió considerarse como víctima dentro del proceso.

 

 

Al respecto, el abogado Édgar Torres, que defiende a Niño, sostuvo que el tema ha generado confusión ya que en el expediente la Rama Judicial ya se acreditó como víctima y no puede haber dos víctimas en un proceso.

 

 

“Cuando estas confusiones se presentan se llega al punto que tendrán que revocar la decisión de tener como víctima a la Rama Judicial y poner a la Fiscalía. Entonces, la defensa quedó sin saber qué hacer”, expuso el penalista.

 

 

Uno de los posibles escenarios de avalar la condición de víctima del ente investigador es anular el trámite que se ha hecho hasta ahora.

 

 

Torres, sin embargo, precisó que lo anunciado en la diligencia no compromete en nada la colaboración que su cliente adelanta con el ente acusador en el marco del principio de oportunidad que es llevado por un juez diferente a la Corte Suprema de Justicia.

 

 

“Si el 30 de marzo (de 2020) no se avala el preacuerdo se interpondrá un recurso de apelación para que la Sala de Casación, en segunda instancia, resuelva si lo aprueba o no”, anunció Torres,

 

 

Niño Farfán era la fiscal 22 ante el Tribunal de Justicia y Paz. Durante su labor en el ente acusador tuvo procesos contra los cabecillas paramilitares Miguel Ángel Mejía Múnera, ‘Mellizo’, y con Orlando Villa Zapata, que hacían parte del Bloque Vencedores de Arauca de las Autodefensas.

 

 

Sin embargo, se alió con ellos para favorecerlos en un proceso judicial y a cambio recibió una gruesa suma de dinero.

 

 

Como parte del preacuerdo, Niño Farfán reintegró 175 millones de pesos bajo la figura de extinción de dominio y entregó un pagaré de $70 millones. Sin embargo, estos $245 millones distan mucho de los $600 millones que, según recordó la Corte, se mencionaron en el escrito de acusación.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *