El mensaje nunca fue tan alarmante, la ONU advirtió que el mundo ya no puede seguir aplazando las acciones radicales necesarias para reducir las emisiones de CO2 si quiere evitar una catástrofe climática.

 

 

Para mantener viva la esperanza de limitar el calentamiento por debajo de 1,5 ºC (el objetivo ideal del Acuerdo de París), habría que reducir anualmente las emisiones de gases de efecto invernadero de 7,6%, entre 2020 y 2030, según el informe anual del Programa de la ONU para el Medio Ambiente. Es decir, un recorte de 55% entre 2018 y 2030.

Cualquier aplazamiento más allá de 2020, pondría “rápidamente el objetivo de 1,5 ºC fuera del alcance”. E incluso para respetar la meta mínima de 2 ºC respecto a la era preindustrial, habría que reducir las emisiones de 2,7% anual entre 2020 y 2030.

 

 

Pero estas emisiones, generadas en particular por las energías fósiles, aumentaron 1,5% anual en la última década y “no hay ninguna señal de que alcancen su techo en los próximos años”, subraya el informe de la ONU.
En 2018, se emitió un nuevo récord de 55,3 gigatoneladas de CO2. El mundo ya se calentó 1 ºC, lo que llevó a la multiplicación de catástrofes climáticas. Los últimos cuatro años fueron los más cálidos jamás registrados. Y cada medio grado adicional agravará el impacto de los desarreglos climáticos.

 

 

Por ello, los firmantes del Acuerdo de París deben triplicar sus ambiciones respecto al primer objetivo y multiplicarlos por 5 respecto al segundo. Y estos compromisos deben ser seguidos de acciones inmediatas.

 

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente lanzó esta advertencia en su informe anual sobre la brecha de emisiones, que compara las reducciones reales con las que necesita la lucha contra el calentamiento global y se lanza para servir como guía en la próxima Cumbre del Clima de Madrid (del 2 al 13 de diciembre).

 

 

El estudio concluye que las emisiones globales deben reducirse un 7,6 por ciento cada año entre 2020 y 2030 para cumplir el objetivo de no superar una subida de 1,5 grados este siglo, y para ello las promesas de disminución de emisiones de la comunidad internacional deben ser cinco veces más ambiciosas que las actuales.

 

FUENTE: EFE y AFP

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *