Mario Abdo Benítez, del partido Colorado, asumió este miércoles la Presidencia de Paraguay tras haber vencido en las elecciones del pasado 22 de abril.

La ceremonia comenzó con la entonación del himno paraguayo. Entre los mandatarios presentes, se encontraron el presidente de Argentina, Mauricio Macri, el brasileño Michel Temer, el uruguayo Tabaré Vázquez, el boliviano Evo Morales, el colombiano Iván Duque y el guatemalteco Jimmy Morales, entre otros altos mandos.

El presidente del Congreso paraguayo, Silvio Ovelar, brindó un discurso para darle la bienvenida al nuevo jefe de Estado y prometió que acompañará la gestión de Abdo. Recalcó que «es responsabilidad de todos los poderes comandar el país».

Luego juró el vicepresidente electo Hugo Velázquez y, posteriormente, lo hizo el presidente Mario Abdo Benítez. Tras decir la frase «Sí, juro», recibió la banda presidencial y el bastón de mando.

El flamante mandatario tomó la palabra y ofició su primer discurso a la nación. Habló de la política interna de su país, de la Justicia, de la necesidad de más inversiones, mejor educación y salud; y no se olvidó de la crisis en Venezuela y Nicaragua: «Nuestras voces libertarias no callarán», prometió.

«Es la oportunidad de una nueva etapa de decidir qué tipo de país queremos. Un capítulo repetido o el inicio de una real transformación de nuestra república. Una trasformación cargada de esperanzas, ilusiones y desafíos», comenzó su discurso.

«Cada generación tiene una misión histórica. Yo estoy convencido de que la nuestra es unir a nuestro país, unirlo en valores. Una unidad que no significa uniformidad: convivamos en el debate. Es saludable, enriquece y construye», resaltó.

En un momento en que la clase política paraguaya está en el foco de la tormenta por denuncias de corrupción, el jefe de Estado no esquivó el tema y prometió trabajar por la transparencia: «La impunidad es el cáncer a vencer. Yo no quiero un juez amigo. Vamos a construir una justicia independiente y valiente para que se acabe la impunidad en Paraguay. El ciudadano paraguayo despertó».

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *