Los fanáticos de la realeza han encendido las alarmas al asegurar que la duquesa de Sussex podría estar embarazada de nuevo tras el nacimiento de su primer hijo el pasado mes de mayo, y todo por su lenguaje corporal en los últimos días.

 

 

Semanas antes de anunciar la llegada de Archie, y los meses posteriores, Meghan acostumbró a ubicar sus manos en la zona de su estómago, y ahora, seis meses después del nacimiento de su primogénito, lo volvió a hacer.

 

 

Por supuesto, este gesto no refiere a ninguna evidencia de un posible segundo embarazo, sin embargo, esta misma semana el príncipe Harry al parecer asomó una posible pista sobre el tema cuando mostró interés por obtener información sobre cómo es tener un segundo hijo.

 

 

La realeza inglesa anunció el primer embarazo de Markle en octubre de 2018 cuando ya tenía dos meses de gestación. “Sus Altezas Reales los duques de Sussex se complacen en anunciar que la duquesa espera un bebé en la primavera de 2019. “Sus Altezas Reales aprecian todo el apoyo que han recibido de personas de todo el mundo desde su boda en mayo y están encantados de compartir está feliz noticia”, dijo el palacio en un comunicado.

Y luego, el 6 de mayo de este año anunciaron el nacimiento de Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

 

FUENTE: Sistema Integrado Digital

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *