El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, solicitó al Presidente del Comité de la Cruz Roja Internacional, Peter Maurer, asistencia humanitaria para atender a más de 3.000 niños afectados por el cierre de la frontera entre Colombia y Venezuela.

 

El jefe del Ministerio Público pidió “aunar esfuerzos en la búsqueda de mecanismos encaminados a facilitar el tránsito de estos niños para que puedan recibir la asistencia humanitaria que corresponde, en aras de garantizar el principio del interés superior de los niños, niñas y adolescentes, así como la protección de todos los derechos fundamentales de esta población que han sido vulnerados por la situación que se vive en la frontera colombo – venezolana”.

 

De acuerdo con lo informado por las Secretarias de Educación de los departamentos de Arauca, Santander y Norte de Santander, así como por los municipios de Cúcuta y Bucaramanga, existen 14.200 niños, niñas y adolescentes venezolanos matriculados en instituciones educativas oficiales del país, quienes han sido beneficiarios de estrategias de permanencia en el sistema educativo como el Programa de Alimentación Escolar (PAE) y el transporte escolar. 

 

En su comunicación al jefe del CICR en Colombia, el Procurador recalcó la importancia de un trabajo conjunto para proteger la dignidad humana y salvar las vidas de connacionales y migrantes afectados por la coyuntura que vive la frontera común.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *