Ante la insistencia de las aglomeraciones que ponen en riesgo la sociedad en general, las autoridades manifestaron aplicar y endurecer las medidas sancionatorias para quienes no cumplan con estas restricciones.

 

           

 

Por consiguiente el ingeniero Orlando Ochoa, referente del programa de Inspección Vigilancia y Control de Alimentos, de la Unidad de Salud de Arauca, aclaró que “Las restricciones no solamente van dirigidas a la población sino también a los establecimientos; mientras se hace la compra, el distanciamiento social debe ser de 2 metros y la cantidad de usuarios no puede pasar de más de 10 personas, esto cobija supermercados , tiendas dispositivos médicos y venta de elementos de primera necesidad de todo el departamento; nuestra labor estaba enfocada directamente en el cumplimiento de éstas medidas y en el uso de los tapabocas por parte de los vendedores y la disposición de jabón agua y toallas desechables a la entrada de cada establecimiento”.

 

Es de precisar, que en todos los municipios se está articulando estas acciones para prevenir el COVID-19.

 

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *