Los fanáticos de José José se disponen a despedirse este domingo en un auditorio en Miami del cantante mexicano tras su muerte la semana pasada, mientras sigue la incertidumbre sobre el destino de los restos del artista.

 

 

José Rómulo Sosa Ortiz, quien falleció el sábado pasado a los 71 años, fue velado en una ceremonia privada el viernes en una funeraria en el oeste de Miami, rodeada por fanáticos que cantaban algunos de sus hits, como “El triste” y “La nave del olvido”.

 

 

Los familiares han evitado las preguntas de la prensa sobre el destino final de los restos de José José, cuya voz privilegiada marcó un hito en la cultura popular mexicana y de varios países latinoamericanos.

 

 

Su tercera esposa, la cubana Sara Salazar, respondió afirmativamente a un reportero del canal hispano Telemundo que le preguntaba, mientras ella se subía al carro fúnebre, si los restos serán enviados a México para que “El príncipe de la canción” sea homenajeado en casa.

 

 

No obstante, un amigo de la familia dijo el viernes que, independientemente del homenaje que se celebre en México, los restos serán sepultados en Miami.

 

 

“Va a ser sepultado en Miami porque esa es una decisión de la viuda (Sara Salazar), y ella la tomó porque ella quiere que él esté aquí, ella quiere tener un lugar en Miami donde llorar y llevarle flores a su esposo cuando así lo sienta”, dijo al canal Luis Ernesto Berríos, amigo de José José desde hace 25 años.

 

 

Los días que siguieron el fallecimiento del artista fueron ensombrecidos por las rencillas entre los dos hermanos mayores, José Joel y Marysol -fruto del segundo matrimonio de José José-, y Sarita, de 25 años, hija del artista y Sara Salazar.

 

 

FUENTE: AFP

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *