Un grupo de 16 venezolanos causaron desmanes en el campamento «El Camino», ubicado en la localidad de Engativá, en el occidente de Bogotá.

 

Los responsables de estos desmanes fueron 14 hombres y dos mujeres. Todos ellos fueron detenidos. Al respecto, Migración Colombia anunció que 15 de estos venezolanos serán llevados a la frontera para ser deportados.

 

El otro ciudadano del vecino país será puesto a disposición del Instituto de Bienestar Familiar, pues se trata de un menor de edad.

 

Cabe mencionar que el Distrito ya había anunciado que los venezolanos que no acataron las reglas del campamento serían expulsados de allí. Además, la administración explicó que ya se estaban teniendo contactos con Migración Colombia para estudiar la situación.

 

“Apoyamos la decisión del Distrito de tenderles la mano a aquellos venezolanos que se encontraban en cambuches improvisados cerca de la terminal de transportes de Bogotá. La idea de este campamento humanitario ha sido, en todo momento, mejorar las condiciones humanas de estas personas y ayudarles a que recuperen su dignidad”, afirmó Christian Krüger Sarmiento, director de Migración.

 

“Sin embargo, si creen que vamos a permitir comportamientos que atenten o pongan en riesgo la integridad de la población colombiana e incluso de aquella que se encuentra dentro del campamento, están muy equivocados. Tomaremos las medidas necesarias para que esté tipo de situaciones no se vuelva a presentar”, añadió Krüger Sarmiento.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *