La presión ejercida por las operaciones adelantadas por el ejército en Arauca hizo desertar a  12 miembros de las disidencias de las Farc.

 

Entre los integrantes del GAO residual que hicieron presentación voluntaria en Arauca se encuentran indígenas, un extranjero y menores de edad que habían sido reclutados ilegalmente por este grupo al margen de la ley.

 

La ofensiva de la Fuerza de Tarea Quirón, permitió la entrega voluntaria de 12 personas que pertenecían a la Estructura Décima, Martín Villa, del Grupo Armado Organizado Residual GAO que delinque en el departamento de Arauca, bajo las ordenes de Felipe de Jesús Jiménez, alias ‘Pescado’.

 

Cuatro de estas personas eran menores de edad, que luego de su deserción fueron puestas a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para el restablecimiento de sus derechos.

 

Los otros ocho, dentro de los que figuran indígenas, mujeres y un extranjero, se entregaron a las tropas con dos granadas de mano, cinco armas cortas, una subametralladora y 154 cartuchos de diferentes calibres.

 

Las presentaciones voluntarias y la desvinculación de los menores, se registró en el puesto de control del Batallón Especial Energético y Vial No. 16 ubicado en la vereda Selvas del Lipa, en Arauquita, aduciendo malos tratos al interior de la organización criminal y temor de ser capturados por la presión de las operaciones militares.

 

Estas personas dentro del reducto terrorista ocupaban cargos como guerrilleros rasos y miembros de las redes de apoyo al terrorismo, lo que representa la desestabilización de la Compañía Uriel Londoño cuyo cabecilla es Felipe de Jesús Jiménez,  alias Pescado, responsable de la acción terrorista en contra de la Fuerza Pública el pasado 09 de junio en Tame, que dejó como saldo trágico la muerte de cinco soldados.

 

Esta clase de operaciones permiten el planeamiento y ejecución de nuevas operaciones que continúan desarticulando a los grupos criminales, como sucedió con la información proporcionada por los desvinculados.

 

Tropas de la Décima Octava Brigada llegaron hasta el área campamentaria que albergaba a los recién desmovilizados encontrando 13 fusiles, 81 proveedores, 2 mil 387 cartuchos de diferentes calibres, seis granadas MGL, 10 chalecos multipropósito, material de intendencia y una fosa común con tres cuerpos que serán identificados por las autoridades competentes.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *