El gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, y el presidente Iván Duque acordaron extender el simulacro de aislamiento para que empate con la cuarentena declarada por el Gobierno nacional.

 

 

En ese sentido, el aislamiento se terminará en la medianoche del martes 24 de marzo y no el lunes 23, como estaba estipulado antes. La cuarentena arranca, precisamente, a las cero horas del miércoles 25 de marzo y se extenderá hasta el 13 de abril. Esto quiere decir que no habrá un ‘tiempo de gracia’ entre las dos medidas. Todo va de largo.

 

 

Duque explicó que los gobernadores de Boyacá, Ramiro Barragán, y del Meta, Juan Guillermo Zualuaga, también se unieron a esta decisión: “Yo celebro (…) que ella, que el gobernador de Cundinamarca, el gobernador del Meta, el gobernador de Cundinamarca, el gobernador de Boyacá también acompañen esa idea para que sigamos de manera continua este ejercicio, obviamente con los lineamientos que son claros, permitiéndole a la ciudadanía, con estricto cumplimiento de medidas específicas, que pueda acceder a la adquisición de alimentos, de medicamentos, que pueda ir a las farmacias”, dijo el presidente.

 

 

López también se refirió a los habitantes de Bogotá que salieron el jueves, para anticiparse al aislamiento obligatorio e irse de viaje por el puente festivo, y dijo que solo se permitirá su entrada de regreso a la capital del país por razones de fuerza mayor. Los tres mandatarios fueron enfáticos en decir que el ejercicio de este fin de semana era para que la gente se quedara en casa, no para irse de viaje.

 

 

“Hemos unificado un mensaje: aquí solamente podrán entrar por razones de fuerza mayor, porque se trata de hacer cumplir una medida pedagógica que se une a una medida trascendental y quizá la más trascendental en materia de salud pública que haya tomado nuestro país”, advirtió Duque.

 

 

“Teníamos que evitar que (…) la gente creyera que esto era un puente de turismo. Lo dijimos mil veces: no era un puente de turismo, no era un puente de paseo. Era un puente de cuidado”, añadió López, y explicó que unos 120.000 vehículos salieron de la ciudad.

 

 

“Confiamos el gobernador de Cundinamarca, el señor presidente y yo que la mayoría de esos vehículos salió porque en efecto viven en otros lugares (…) De manera que el regreso será estrictamente por razones de fuerza mayor”, reiteró la mandataria distrital, y precisó que esto se podrá controlar en los peajes con las autoridades nacionales.

 

 

Asimismo, la alcaldesa reiteró que durante la cuarentena, así como ha pasado estos días, se permitirá que la gente salga a comprar medicamentos, alimentos y bienes de primera necesidad y que los supermercados van a estar abiertos.

 

Fuente: Sistema Integrado Digital

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *