La principal causa del cáncer de cuello uterino es el Virus del Papiloma Humano – VPH – comúnmente conocido por causar las verrugas; su participación en las muertes de las mujeres entre 35 y 50 años por cáncer de cuello uterino, significó el premio Nobel de Medicina, y el impulso mundial de la vacunación contra este virus. Evidenciar que durante el 2020 murieron casi 350 mil mujeres por esta causa y en Colombia 2.490, con Arauca liderando esta mortalidad, motivó a la Liga Colombiana contra el Cáncer con el apoyo del American Cancer Society y el Ministerio de Salud y Protección Social a desarrollar el proyecto “Por la Salud de la Mujer Araucana”.

 

 

“Nuestro mayor deseo para las mujeres araucanas era que estuvieran informadas sobre los factores de riesgo, los signos y síntomas y dónde acudir para obtener ayuda, que existe una vacuna que les asegura un futuro libre de cáncer de cuello uterino y otros 5 tipos de cáncer”, asegura el Director Médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer, Dr. Carlos José Castro.

 

 

En búsqueda del “Regalo de Vida”, la oportunidad de reducir estas muertes de futuras madres e hijas de Arauca a través de la vacunación gratuita contra el VPH en niñas y adolescentes de 9 a 17 años, durante el 2018 con la colaboración de las autoridades locales, se realizaron intervenciones comunitarias para saber por qué las niñas no se vacunaban.

 

 

Los resultados demostraron que este cáncer ha estado cargado de mitos por falta de información, es silencioso por lo que hay desinterés sobre el tema y todavía hay tabúes relacionados con las tomas de las citologías y con la misma enfermedad.

 

 

Una estrategia de comunicaciones desde una perspectiva psicosocial para educar y sensibilizar a padres, cuidadores, educadores, vacunadores y demás talento humano del sector salud y fue la fórmula que permitió afianzar la seguridad de la vacuna y su efectividad contra el virus.

 

 

En el año 2019, con la participación de todos los actores, se logró el diseño y puesta en marcha de la campaña de vacunación, donde Arauca alcanzó una cobertura del 83.3% en primeras dosis en niñas de 9 años convirtiéndose en el primer departamento a nivel nacional en
protección de sus mujeres, transformó la forma de ver y controlar el virus como ejemplo nacional de trabajo multisectorial, participativo, comunitario y exitoso.

 

 

El cáncer de cuello uterino se puede eliminar, el momento es ahora.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *