La variante del coronavirus de Brasil que se descubrió en Manaos hizo presencia en Arauca con cinco casos detectados en la capital, al conocerse los resultados de las pruebas analizadas por el Instituto Nacional de Salud, enviadas en abril.

 

Al INS se enviaron 29 muestras tomadas en abril cuyos primeros resultaron fueron informados el pasado viernes a la Unidad Administrativa Especial de Salud de Arauca lo que prendió las alarmas en las autoridades del Departamento por la inminente expansión de la variante P1 o cepa brasileña.

 

De los cinco casos detectados, se conoció que cuatro corresponden a adultos y una menor de edad, reveló esta mañana en Noticias 100.3 el director de la UAESA, Edgar Alexander Contreras.

 

El galeno previno que esta cepa es de fácil propagación y profundamente sintomática, ataca prioritariamente a niños y jóvenes, aunque en general afecta a toda la población y es hasta tres veces más transmisible que el virus previo de Covid-19.

 

La preocupación de Contreras Velásquez radica en que la variante del coronavirus, que también se encuentra en Reino Unido y en otros países europeos, es más contagiosa y puede evadir la inmunidad proporcionada por una infección pasada, aseguran científicos.

 

La diferencia que presenta esta mutación de la cepa original del virus es que tiene una probabilidad de reinfección entre un 25 % y el 60 %; además, es mucho más agresiva y está afectando generalmente a la población joven.

 

El llamado urgente a la comunidad reafirmó Contreras, es para que apliquen estrictamente los protocolos de bioseguridad, evitando aglomeraciones y se disciplinen en el autocuidado, pues la cepa brasileña se podría propalar rápidamente en el territorio araucano, donde muy seguramente ya hay más casos sin detectar. “Pueden usarse dos mascarillas simples quirúrgicas juntas y así lograr mayor efectividad en la prevención del contagio. También puede usarse primero, pegada al rostro, una mascarilla quirúrgica, bien ajustada por la nariz, y encima una de tela. Pero nunca salir a la calle solo con una mascarilla de tela”, agregó.

 

El número de positivos preocupa a las autoridades de la salud porque el porcentaje se incrementó en el promedio diario. Advirtió Contreras Velásquez que la tercera ola de contagio alcanzó 6.630 personas infectadas en el Departamento, con 186 muertes hasta la fecha.

 

Solo el pasado fin de semana hubo 80 casos positivos y 6 fallecimientos; el hospital San Vicente tiene hoy el 70 % de ocupación y el hospital del Sarare está llegando al 40 %; promedios que aumentarán con la aparición de la cepa brasileña.

 

Invitó el director de la Unidad de Salud a la comunidad a que asista a los puntos de vacunación, porque ante el aumento de casos es necesario estar inmunizados. Ya se están agendando a las personas del grupo poblacional entre 60 y 64 años para el existen suficientes dosis.

 

El equipo vacunador viene desarrollando un importante trabajo por todo el Departamento en la tercera ola del pico de la pandemia, para inmunizar a la población de las diferentes etapas; sin embargo, el Covid-19 sigue haciendo de las suyas ya que este virus cuando pasa de una persona a otra suele tener mutaciones, y una de ellas es la cepa P1 brasileña.

 

Esta nueva variante ataca a todos los grupos de edades, pero con especial afectación en la población joven, reiteró Contreras, causando aún más preocupación ya que no se había visto tanta población joven contagiada.

 

La principal característica de La variante brasileña del covid-19 tiene que ver con la velocidad de transmisión, existe una mayor expansión del virus por vía aérea y permanece por más tiempo en el ambiente.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *