Luis Alfredo Granados secretario de Gobierno del municipio de Tame, confirmó la declaratoria de emergencia a raíz del recrudecimiento de la temporada invernal que está generando inundaciones y daños en cultivos, viviendas rurales, vías y sectores del casco urbano.

 

 

Las pérdidas de enseres se complementan a los otros daños causados teniendo que declararse la calamidad pública por espacio de tres meses, que se decidió por el Comité Municipal para la Gestión del Riesgo de desastres.

 

 

Entre las veredas mayormente afectadas por la acción de las aguas desbordadas de los ríos del Piedemonte,  Granados Valderrama citó a Tamacay, Bajo Cusay, Santa Elena y Puna Puna, entre otras, además de la boca toma del acueducto y algunos barrios de la zona urbana.

 

 

En la vereda la Lobería se adelantaron trabajos de encauzamiento del río Tame para evitar daños en el puente que permite el paso hacia Casanare.

 

 

También el secretario Granados habló del manejo que se viene dando a los migrantes venezolanos que buscan regresar a su país en atención a las órdenes judiciales impartidas al respecto.

 

 

Acotó Granados que también existe el problema de los venezolanos que residen en Tame a quienes se les está instando a mejorar su comportamiento para vivir en comunidad.

 

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *