Empresas privadas se sumaron a la tarea del Gobierno Nacional para combatir el modelo del narcotráfico y poner en jaque a las organizaciones dedicadas a este oscuro negocio.

 

 

Anfetaminas, opioides, sedantes y otras sustancias químicas son utilizadas mundialmente por laboratorios ilegales para la creación de drogas sintéticas.

 

 

 

Por eso, el ministerio de Justicia continuamente fortalece su estrategia para luchar contra el narcotráfico, uniendo esfuerzos con empresas que permitan disminuir el riesgo de desvío dichas sustancias.

 

 

“Los resultados de la lucha contra el narcotráfico en el control de sustancias químicas han sido muy positivos, con la incautación de 25 millones de galones de precursores líquidos y 130.000 toneladas de insumos sólidos”, manifestó el ministro de Justicia, Wilson Ruiz.

 

 

 

 

El daño ambiental causado por los precursores químicos que utilizan las organizaciones criminales para el procesamiento del clorhidrato de cocaína y otras sustancias ilegales, en muchos casos puede ser irreparable en las zonas donde la fauna ha sido afectada.

 

 

 

En ese sentido, el jefe de la cartera de Justicia, Wilson Ruiz, destacó sobre el convenio están suscribiendo con empresas como Quimpac, para ejercer control a los productos y sustancias químicas, con el fin de prevenir que sean utilizados en la producción de drogas.

 

 

“Con estos convenios se busca propiciar escenarios de seguridad pública y prevención del delito, también constituye el sustento de la formalización del sector privado con el Gobierno Nacional para fortalecer el control de insumos químicos”, añadió Ruiz.

 

Quimpac es la segunda empresa química que acoge, este año, la propuesta realizada por el ministro de Justicia, Wilson Ruiz, para intercambiar información en contra del narcotráfico.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *