El presidente de la Confederación General del Trabajo, Julio Roberto Gómez explicó objetivos de la reunión cumplida ayer entre Gobierno, Centrales Obreras y gremios, que en un primer tanteo ponderó lo inherente a la productividad, menguada este año a causa de la pandemia derivada del Covid-19.

 

 

Fue el primer ejercicio para abrir desde la próxima semana la discusión sobre el salario mínimo de los colombianos, que se da en el escenario de la más aguda crisis económica del país.

 

 

Las centrales obreras proponen inicialmente un incremento del 13.7 % para satisfacer en parte las mínimas necesidades de la clase trabajadora. Ese porcentaje, desde la perspectiva de la CGT, establecería en un millón de pesos el salario básico más 120 pesos de subsidio de transporte.

 

 

Aclaró que no se debe incurrir a una petición que esté fuera del alcance de los empresarios, pero si a algo que dignifique al trabajador.

 

 

Explicó Gómez Esguerra en Noticias 100.3 que, si se habla de ingresos salariales bajos, entonces que se empiece por rebajar el de los congresistas que se incrementaron sus dietas en más de tres millones de pesos cada uno, en plena pandemia.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *