El aprovechamiento del mar es una de las ocho grandes apuestas del Gobierno Nacional, de cara a la reactivación y repotenciación económica del país. Así lo sostuvo la Vicepresidencia Marta Lucía Ramírez en el Foro del Día de los Océanos, en el que resaltó la importancia de la economía azul en la generación de empleos y el crecimiento del PIB, pospandemia.

 

 

“Estamos trabajando en un crecimiento sostenible, para que esta condición bioceánica signifique inversiones importantes en nuestras dos costas, que nos permitan sacar de la pobreza a los 47 municipios costeros que tenemos. Es increíble que nuestro país esté importando cerca de 500 millones de dólares al año, en productos de la pesca, teniendo dos océanos. Debemos lograr que estas poblaciones tengan crecimiento, desarrollo económico, social, y que el Estado colombiano y el sector privado desarrollen la agenda conjunta, que vamos a mantener más allá del COVID”, dijo la Vicepresidente.

 

 

Y es que el plan económico diseñado por el Gobierno, está contemplado en dos tiempos: Reactivar hasta el 2022 y repotenciar hasta el 2030. En el caso de la política bioceánica, ya plasmada en un documento CONPES, el foco apunta a diez proyectos estratégicos para generar empleos y dinamizar las exportaciones, como la industria naval y astillera, abanderamiento de buques; turismo náutico; desarrollo de la gente de mar; organización del sector pesquero artesanal en cooperativas, entre otros.

 

 

“En esta economía azul, tenemos identificada la necesidad de desarrollar una política sobre abanderamiento de barcos, esperamos traer una gran industria de mantenimiento, servicio de reparación, alistamiento y limpieza de buques”, afirmó.

 

 

Frente a las proyecciones generales de Colombia, en materia económica, la Vicepresidente puntualizó que “en el 2030, esperamos que la economía colombiana esté creciendo a una tasa entre el 5.5% y el 6% del Producto Interno Bruto de manera sostenida”.

 

 

 

 

El potencial bioceánico

 

La bioeconomía fue uno de los temas destacados durante el Foro en el que participaron expertos en temas marítimos y altos funcionarios del Gobierno, como la Ministra de Ciencia y Tecnología, Mábel Torres; el viceministro de Turismo, Julián Guerrero; el director del SENA, Carlos Mario Estrada.

 

 

“Estamos entrando, por promulgación de la ONU, en la década de los océanos 2020-2030. Uno de los factores económicos para el desarrollo del país es la bioeconomía, que va a tener en el mar un papel protagónico para que nuestras poblaciones costeras se desarrollen, mejoren su calidad de vida y su potencial, más allá de la pesca artesanal, a partir de productos y compuestos bioactivos”, dijo Andrés Franco, experto de la Misión Internacional de Sabios.

 

 

En este sentido, la Ministra de Ciencia y Tecnología, Mábel Torres expresó que, desde la ciencia, hay que explorar iniciativas tendientes a modelo de economía sostenible. “Tenemos un interés muy especial porque los océanos se conviertan en fuentes de conocimiento y en fuente de autonomía económica y de soberanía científica para el país. Para pensar en una reactivación económica tenemos que pensar en acercar más la investigación a las comunidades que están alrededor de estos océanos”, puntualizó.

 

 

Ya el país ha avanzado en cuanto a la preparación para aprovechar sus mares. De acuerdo con el director del SENA, Carlos Mario Estrada, el balance en formación es positivo. “en los últimos 2 años hemos atendido a 6.765 aprendices en programas relacionados con temas marítimos y costeros. Actualmente, contamos con 4 programas de formación titulada, 2 son programas tecnológicos y 2 son programas técnicos”, aseguró.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *