Gestos solidarios, de reconciliación y esperanza, realizaron estudiantes y profesores de la Sede Fundadores de la Institución Educativa Francisco José de Caldas en el marco de la Semana por la Paz, “Hay vida, hay esperanza. Sigamos coloreando la paz”.

La jornada inició con un recorrido por diferentes sectores del barrio, realizando actos de oración frente a la vivienda donde hace dos meses fue asesinado Carlos Darío Nieves, miembro de la Policía Nacional cuando departía con su familia.

La misma acción espiritual la efectuaron los niños del Francisco José de Caldas  frente al Monumento caballo blanco donde hace más de cuatro años la pequeña María Isabela, hija del patrullero Ronald Ruiz, le apagaron su vida con tan solo tres años de edad.

Los estudiantes de los grados transición a quinto primaria, también estuvieron acompañados de padres de familia, quienes se sumaron a las oraciones, la jornada finalizó con una suelta de globos blancos como acto solidario tradicional de paz.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *