Ha fallecido a la edad de 84 años en esta ciudad don Nereo Heraclio Guerrero Díaz, luego de padecer de manera resignada serios quebrantos de salud que poco a poco fueron minando su humanidad,  hasta poner fin a su digna existencia.

Esposo de una matrona araucana como lo es doña Stella Torres, don Nereo dejó dos hijos, Nereo Heraclio, hoy abogado que ejerce como inspector de Policía y Edgar, quien partió primero a la eternidad hace ya algunos años.

Hablar del viejo Nereo sería tan ameno como interminable porque su historia data de maravillosas aventuras en las agrestes sabanas del Arauca vibrador como de la llanura prolífica y envidiable de Barinas.

Estos fueron los escenarios donde el hijo del legendario Nereo Heraclio Guerrero Guerrero desarrolló su juventud y su vida de trabajo de llano al frente de hatos ganaderos como el Capuriche, de su propiedad hasta cuando decidió acampar allende la frontera.

El cansancio de las recias faenas de un llano indómito, cargado de aventuras, trabajo viril y los peligros naturales de sabanas, esteros, caños desbordados en los crueles inviernos de antaño y los polvorientos veranos de final de año, mandaron a Nereo al retiro laboral a sus 64 años.

Su retiro lo llevó a su Barinas del alma y allí pernoctó hasta cuando la mal llamada revolución del preámbulo a la dictadura, le sugirió regresar al albergue de los Guerrero de la carrera 19, donde pasó los últimos días con los suyos.

Nereo fue tan recio como bondadoso, porque como jinete fue un diestro vaquero, en el manejo de ganado, capoteaba el toro más arisco en sabana abierta y como nadador los caños crecidos y grandes esteros le rindieron tributo de admiración.

Al deplorar su temprana partida, porque Nereo gozaba todavía de una fortaleza física y de una claridad mental en toda su esencia, Noticias 100.3 de Arauca Stéreo, hace llegar su sincero saludo de solidaridad y pesar a doña Stella y a Nereo Heráclio Jr. así como a su innumerable familia que hoy erguida y orgullosa lo despide para siempre.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *