El Ministerio de Salud emitió en las últimas horas la Resolución 777 de 2021, la cual establece los lineamientos para el cuidado de la salud y la vida en el proceso de reactivación segura del país, a partir del próximo 8 de junio, en el marco de la actual emergencia sanitaria por covid-19.

 

El acto administrativo deroga y anula todos los protocolos que se habían establecido y se venían desarrollando en la Resolución 666 de 2020, y otros actos administrativos que existían para cada sector productivo y social, y reitera la obligación del cumplimiento de los protocolos de bioseguridad para la disminución de la propagación del virus en las actividades cotidianas.

 

Con las nuevas medidas, el Ministro de Salud, Fernando Ruiz, expresó que “esto no quiere decir de ninguna manera que la epidemia ha terminado”.

 

Advirtió que en la medida en que haya mayor inmunidad natural y que se avance en la vacunación, la mortalidad va a reducirse significativamente.

 

“Las nuevas medidas lo que buscan es organizarnos un poco más y tener un protocolo de bioseguridad general que permite la reactivación de actividades tan importantes como la educación”, dijo Ruiz.

 

La Resolución fija dos escenarios: uno para aquellas ciudades que están por encima del 85% de ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), donde las medidas restrictivas continuarán. Y otro para los municipios con menos de ese porcentaje de UCI en uso, teniendo en cuenta que la pandemia de covid-19 se ha presentado de manera diferencial entre ciudades.

 

En ese sentido, cuando en un municipio se baje de ese 85% de ocupación UCI, se generan posibilidades de apertura con aforos ajustados al avance del Plan Nacional de Vacunación.

 

El uso obligatorio y correcto del tapabocas, lavado o desinfección constante de manos y el distanciamiento físico, hacen parte de las medidas generales que se mantienen en la Resolución.

 

Eventos públicos y aforo

 

Según la afectación de cada ciudad, la norma estipula un 25% de aforo para eventos públicos en espacios abiertos, como conciertos, espectáculos, eventos deportivos y gimnasios, entre otros. Para las áreas cerradas, la distancia mínima entre personas ahora es de un metro, y amplía el aforo a contar con condiciones básicas de ventilación.

 

También simplifica los trámites para los permisos en la realización de eventos, el cual se fijará con un Índice de Resiliencia, que básicamente, recoge cuánto va de avanzada la ciudad en vacunación, cuánto es la ocupación de UCI, cuál es ya la prevalencia de personas contagiadas en esa ciudad, y el testeo del virus por medio de pruebas.

 

La resolución plantea una apertura gradual de las actividades de todos los sectores de la economía, en la medida que crece la vacunación y se supere el tercer pico, mientras continúe la afectación por el covid-19, con protocolos de bioseguridad para cada uno por lo que los anteriores actos administrativos fueron derogados.

 

Entre las principales modificaciones está la eliminación del requisito de CoronApp para los vuelos nacionales. Al mismo tiempo, en los aeropuertos se elimina la opción de solicitar prueba PCR para el ingreso al país.

 

Retorno a clases

 

La Resolución 777 de 2021, que empezará a regir desde esta semana, establece igualmente las medidas para que maestros, niños y demás miembros del sector educativo, puedan retornar a clases presenciales de forma segura.

 

Todas las instituciones educativas deberán seguir la Estrategia de Cohorte o burbuja para servicios de educación inicial y establecimientos educativos, que se refiere a identificar y conformar grupos fijos de niños, niñas y adolescentes que permanezcan juntos a lo largo del día, manteniendo el distanciamiento físico. También implica evitar la rotación entre docentes y personal de apoyo.

 

Esto facilitará los procesos de vigilancia epidemiológica y permitirá que, cuando se presenten casos sospechosos o confirmados de covid-19 en la comunidad educativa, no sea necesario el cierre del servicio de educación inicial o del establecimiento educativo.

 

La resolución establece igualmente que docentes, directores, administrativos y personal de apoyo educativo deben evitar al máximo reuniones colectivas presenciales con las familias y cuidadores.

 

Así mismo, se deben evitar aglomeraciones a la entrada y la salida de las instituciones por la compra o distribución de alimentos, como escalonar los tiempos de comida y descanso, privilegiando espacios al aire libre o espacios con adecuada ventilación.

 

(Con información del Ministerio de Salud)

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *