El Gobierno de Venezuela oficializó la regulación de precios de veinticinco alimentos, algunos de ellos ya escasos y que se consiguen en la reventa, y advirtió de que el establecimiento que incumpla con esta medida será sancionado.

Los comerciantes que incumplan esta medida será sancionado de acuerdo a la Ley Precios Acordados y de Precios Justos, con castigos que van desde multas hasta cierres. También, cuatro gerentes de supermercados fueron detenidos por vender a un precio contrario a lo ordenado por el régimen.

Entre los productos a los que se fijan los precios se encuentran el arroz en 42 bolívares soberanos, la pasta en 48 bolívares soberanos o la harina de maíz en 20 bolívares soberanos, es decir, estos tres productos suman un costo de 48 dólares, según la tasa oficial.

Todos los alimentos mencionados escasean desde hace años en Venezuela, aunque se consiguen a través de los revendedores conocidos en el país como bachaqueros.

También se ha fijado el precio para productos que desde hace pocos meses comienzan a verse de nuevo en los supermercados tras desaparecer de las estanterías, como el aceite, cuyo precio se ha establecido en 36 bolívares soberanos (0,6 dólares).

Además se ha fijado el coste para la carne de res en 90 bolívares soberanos, es decir, un dólar y medio, cifra que ya se manejaban en el mercado, pero a los que difícilmente podía acceder un venezolano con un salario mínimo de 51,6 bolívares soberanos.

La agencia EFE resaltó que esta medida sobre los precios se enmarca en el plan del Gobierno de Nicolás Maduro en busca proteger la estabilidad de los precios que no paran de subir.

Sin embargo, la medida asusta a muchos consumidores, pues cada vez que se ha intentado el control de precios de los productos estos desaparecen del mercado.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *