La población informal estará en la agenda de prioridades de todas las carteras ministeriales del Gobierno. Así lo estableció el Presidente Iván Duque, en la Directiva No 2, del 9 de marzo de 2021, que va de la mano con el Laboratorio social de Inclusión Productiva que lidera la Vicepresidencia de la República, para apoyar iniciativas empresariales de este sector e iniciar un proceso gradual hacia la formalidad.
La Vicepresidente Marta Lucía Ramírez explicó los alcances de esta directiva. “Se está instruyendo a todos los ministerios, departamentos administrativos, a todas las entidades de la rama ejecutiva del poder público, para que puedan apoyarnos en este laboratorio social, que ya hemos comenzado en 11 ciudades. Ha sido maravilloso encontrar la disposición de todas estas asociaciones de micronegocios, de los emprendedores de a pie, que son recursivos, trabajadores, que están de sol a sol, viendo cómo llevan el sustento a sus casas”, señaló la Vicepresidente.
La alta funcionaria resaltó la importancia de articular esfuerzos para ayudar a salir de la crisis a uno de los sectores más golpeados por la pandemia, integrado mayoritariamente por mujeres. “Hemos trabajado con el Ministro de Comercio, el Ministro de Trabajo, con la directora de Prosperidad Social, para lograr, a través de asociatividad, que tengan acceso a la financiación. Con la Universidad Minuto de Dios y el SENA, se les va a dar capacitación, toda la facilidad para que, a través de un código QR, ellos puedan entrar a todo este sistema de pagos digital. La idea es que puedan tener su plan de negocios y unos sitios específicos donde puedan trabajar e iniciar un tránsito a la formalidad”, afirmó.
La Vicepresidente manifestó que, con estas directrices del Presidente Iván Duque a todo el gabinete ministerial, y con el piloto que se está adelantando en varias ciudades del país, se apunta a saldar una deuda social histórica. “Confío en que estos 11 millones de colombianos van a tener una nueva oportunidad, porque estamos convencidos de que la reactivación se hace solamente si hay tres actores que participan: primero, los empresarios, que generan ese 52% de empleos formales en nuestra economía; segundo, las mujeres, muchísimas de ellas tienes la condición de informales; y tercero, la población informal. Ellos hacen la reactivación, hacen que nuestro país pueda dejar atrás esta pesadilla de las pérdidas económicas por cuenta del COVID”, dijo.
Directiva No 2: alcances
 
La directiva está enfocada en cuatro ejes: Compromiso por el empleo; Compromiso con los más pobres y vulnerables de la sociedad; Compromiso con el crecimiento limpio y sostenible, compromiso con el campo y la paz con legalidad.
En materia de empleabilidad, compromete al Ministerio de Trabajo a diseñar e implementar una ruta de formalidad a nivel nacional, que contemple la generación de oportunidades para la capacitación y la certificación de competencias; impulsar la constitución de organizaciones solidarias e implementar campañas de sensibilización para la inclusión de la población informal.
De igual manera, encomienda al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo crear estrategias para que los emprendimientos de esta población avancen en su fortalecimiento empresarial, asociatividad, creatividad, comercialización e inclusión financiera. Asimismo, efectuar estrategias para que puedan acceder a la financiación que les permita consolidar sus proyectos.
Por otra parte, el Ministerio de Vivienda será el encargado de establecer mecanismos de formación, certificación o capacitación que permitan promover la formalización del conocimiento empírico de la población informal dedicada a la construcción y capacitarlos sobre los mecanismos de acceso al subsidio familiar de vivienda.
Con esta Directiva Presidencial, además, se busca promover la empleabilidad y vinculación laboral de población informal en el sector de la infraestructura y el transporte, así como el desarrollo de programas de capacitación con los gremios, para promover el desarrollo de pymes en el sector que puedan subcontratar con las empresas y concesionarios.
El Ministerio de las Tecnologías de la Información y la Comunicaciones tendrá el reto de fortalecer las capacidades y la apropiación digital para darles mayor proyección en sus actividades. En cuanto a la educación, se precisa fomentar la educación en economía solidaria como mecanismo de crecimiento y desarrollo individual y comunitario, así como garantizar que los trabajadores informales cursen programas de formación académica.
Otro de los desafíos está enmarcado en el Compromiso con el crecimiento libre y sostenible, la directriz hace énfasis en promover la empleabilidad y vinculación laboral de población informal en el sector de minas y energía.
Finalmente, en el compromiso con el campo y la paz con legalidad, compromete al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural a promover esquemas de economía solidaria en la ruralidad, e implementar campañas de sensibilización para que puedan acceder a la financiación de sus proyectos rurales.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *