Como el jalonador por excelencia del “Compromiso por Colombia”, calificó la Vicepresidente Marta Lucía Ramírez el sector de la construcción, que  aporta un 12% al PIB y genera, en promedio, un millón 200 mil empleos directos. Así lo expresó durante el Congreso Colombiano de la construcción, organizado por Camacol, en el que se refirió al impacto económico y social de esta industria, que tiene metas ambiciosas para los próximos dos años.
“La construcción está siendo la campeona este año y, en este momento, de la reactivación económica. Necesitamos que la infraestructura y la construcción sigan con este gran empuje liderando el PIB y el empleo en todo el país. En este momento, con esta tasa del desempleo del 20,2%, no hay prioridad mayor que el empleo. Por eso les hemos dado esta relevancia en la reactivación, con el Presidente Iván Duque, a los dos sectores que más jalonan empleos.”, señaló.
La alta funcionaria destacó que la construcción genera, además, 34 encadenamientos productivos, por la alta cantidad de industrias de las manufacturas que de allí se derivan: cemento, ladrillos, acabados de construcción, cerámica, hierro, acero, entre otros. “Todo esto son empleos y más empleos que necesita el país y el PIB. Ello se refleja en 40 billones de pesos de demanda por insumos”, puntualizó.
Desde lo macro, se ha avanzado en cuatro líneas de acción para este sector: ordenamiento territorial; digitalización; productividad y gerencia de proyectos estratégicos.
En esta apuesta, se dio un paso transcendental: “Se expidió el decreto del POT,  1232 de 2020, en el que hay tres avances fundamentales en materia de ordenamiento territorial: la modificación de las definiciones relacionadas con la vivienda, la ciudad y territorio. Se simplifica el proceso de actualización del POT, se reducen de 5 a 4 las etapas de revisión, diagnóstico, formulación, implementación y seguimiento. Por último, se presentan las reglas de concertación ambiental para reducir los tiempos, sobre todo, para hacer más transparentes y efectivos estos procesos”, explicó.
En cuanto a ordenamiento territorial, desde el inicio del Gobierno, se han habilitado 6.159 hectáreas de suelo, con un potencial para construir 193.000 viviendas VIS y 176.000 viviendas no VIS, es decir, con un potencial de más de 300 mil viviendas nuevas, gracias a las tierras que se han habilitado.
Esto significa –añadió la Vicepresidente- una creación potencial de 793.000 empleos y 59 billones de pesos en inversión. Este año se han habilitado 2.025 hectáreas de tierra, a través de la aprobación de los planes parciales, el licenciamiento y el desarrollo de macroproyectos.
Para lograr estas metas, se está haciendo un trabajo articulado entre Gobierno y gremios, a través de los Pactos por el Crecimiento y la generación de empleo, que se están reconfigurando, de cara a los nuevos desafíos pospandemia. “Hemos venido revisando todos estos pactos, uno a uno, a ver qué ajustes hay que hacer, para abajo o para arriba, por fortuna, en el sector de la construcción, el ajuste es para arriba, porque hay más recursos de subsidios”.
En agosto –puntualizó-  se tuvieron 11 mil 706 unidades de vivienda en ventas, “este es el mayor agosto en ventas que ha tenido el sector, un hecho histórico”.
En este sentido, la alta funcionaria destacó la estrategia de 200 mil subsidios de vivienda que tiene en marcha el Gobierno Nacional. “Se dividen en 100 mil para la vivienda de interés social, y 100 mil para la no VIS, que es una de las novedades que se ha trabajado con un gran esfuerzo desde el punto de vista presupuestal, pero vale la pena, por el impacto en el crecimiento económico y el acceso a un montón de familias para tener casa propia”, dijo.
En este esfuerzo transversal, también se busca avanzar en materia tecnológica. “Tuvimos una reunión, la Ministra de Justicia y el Colegio Nacional de Notarios, para pedirles que todo este esfuerzo de digitalización lo hagan de manera permanente y, sobre todo, que lo extiendan al sector inmobiliario, lo relacionado con escrituraciones”, manifestó.
La Vicepresidenta expresó que se está haciendo un trabajo conjunto para ponerle más rostro de mujer al sector. “Tenemos que incluir definitivamente a las mujeres en el desarrollo, en el crecimiento, en el empleo, en los emprendimientos, en todas las actividades económicas que le den a nuestro país el progreso que necesitamos”.
Al respecto, Sandra Forero, presidenta de Camacol, puntualizó: “Estamos muy comprometidos en el trabajo para cerrar brechas en equidad de género: 53% de nuestras empresas están haciendo algún tipo de acción, de programa o han generado instrumentos para abrir espacios para incorporar altísimamente a las mujeres. Este es un sector altísimamente masculinizado, pero estamos trabajando para cambiarlo, porque estamos convencidos de que incorporar a la mujer es sinónimo de competitividad y productividad”.
Por otra parte, la Vicepresidenta recalcó la necesidad de pensar a largo plazo y con un espectro amplio. “Por ejemplo, la exportación de vivienda puede convertirse en una demanda adicional muy importante. Lograr que la diáspora colombiana adquiera bienes y servicios en Colombia”, señaló.
Para finalizar, hizo un llamado al gremio a seguir avanzando en la meta de garantizarles vivienda a los trabajadores de la construcción, que son el músculo de esta industria, compromiso asumido hace un año, y en el que, se ha estado avanzando, según la presidenta de Camacol.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *