Con la errada creencia que el Covid-19 ya pasó su etapa crítica y que la pandemia está contagiando menos porque el Gobierno colombiano suspendió las cuarentenas, decenas de migrantes procedentes del Alto Apure y otros estados del vecino país han emprendido caminatas dramáticas hacia el interior del país con la esperanza de hallar  mejores expectativas de vida que las que sufre su nación.

 

 

Algunas familias que emprendían el fin de semana las largas caminatas reconocieron que está  expuestas al contagio, pero manifestaron que volvían de nuevo a territorio colombiano, porque la economía se está abriendo y las posibilidades de trabajo están nuevamente al alcance de la mano en cualquiera de los oficios que se les presenten.

 

 

Casi todos los marchantes del fin de semana que Noticias 100.3 encontró en la vía, carecen de la documentación legal para pisar territorio colombiano, pero corren el riesgo pese a que Migración Colombia anunció medidas estrictas con la población migrante que quiera entrar al país.

 

 

Entre la importante cantidad de gente que inició el camino hacia la nueva esperanza de subsistencia hacia una vida menos indigna, se contabilizaba gente que ya había estado en Colombia antes de las cuarentenas y también gente que viene a probar suerte por primera vez porque la situación en su país cada día es más insoportable.

 

 

En el país, según cifras de Migración Colombia, hasta el pasado fin de semana, se encuentra más un millón 700 mil venezolanos y se teme que esa cantidad crezca de manera acelerada antes de terminar el año.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *