El exalcalde de Arauca Luis Emilio Tovar fue sancionado por la Contraloría Delegada Intersectorial en fallo del 30 de abril con responsabilidad fiscal, al considerar como culpa grave la actuación del entonces mandatario respecto a la planta de potabilización y construcción de la red matriz del acueducto para el municipio de Arauca.

 

El Despacho 9, adscrito a la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción (UIECC) de la Contraloría General de la República encontró que la millonaria inversión en ese proyecto irresoluto y las obras realizadas no están prestando la utilidad pública que se pretendió cuando se estructuró en 2004. La omisión que causó deterioro se carga a la administración de Tovar Bello, habida cuenta que nueve años después el acueducto no se puso en funcionamiento y, por el contrario, comenzaba a mostrar deterioro por efectos del tiempo, la maleza invadió la infraestructura, aunado a los hurtos y vandalismo presentado por la falta de seguridad y de vigilancia.

 

Aunque la investigación adelantada entre expertos por Noticias 100.3 advierte que gran parte de la responsabilidad recae sobre el gerente de Emserpa en el gobierno de Tovar, Dumar José Quintero, las consecuencias de la inacción de Quintero García, perjudicó al exalcalde como jefe absoluto de la administración municipal. De ahí que el ente de control advierte en el hallazgo una gestión fiscal ineficiente, antieconómica, ineficaz e inoportuna.

 

La investigación que se inició en 2016 imputó responsabilidad (auto 0166) el 29 de enero de 2021 a los gobernadores Luis Eduardo Ataya, José Facundo Castillo y Ricardo Alvarado Bestene, así como a los alcaldes Carlos Raúl Suarez, Luis Emilio Tovar y Carlos Alberto Hurtado; superó la solicitud de nulidad, negó un recurso contra auto y trascendió a la suspensión de términos decretada desde el 16 de marzo por la pandemia que devino del Covid-19. Todos finalmente fueron exonerados de cargos excepto Luis Emilio Tovar de quien la Contralora Delegada concluye que se separó de las obligaciones que constitucional y legalmente le asistían como alcalde, así como de los principios de la gestión fiscal, en especial, eficiencia y eficacia.

 

La providencia de la Contraloría Delegada Intersectorial 09, en cabeza de Juliana Velasco Gregory, califica como culpa grave la actuación de Luis Emilio Tovar Bello por la pérdida de los recursos invertidos en la planta de tratamiento y la red de acueducto e impone una sanción de responsabilidad fiscal en cuantía de $51.319’634.700.oo.

 

La cifra considerada impagable por los analistas tiene un paliativo en los recursos de reposición y apelación, que se podrán interponer dentro de los cinco días siguientes a la notificación de la providencia, de los que muy seguramente hará uso el excongresista y exmandatario capitalino

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *