Las mujeres han sido una de las mayores víctimas de la violencia; niñas y jóvenes que perdieron a sus padres, viudas que tuvieron que criar solas a sus hijos, mujeres de comunidades étnicas que se alejaron de sus familias y sus territorios.

 

 

 

A través de su capacidad de resiliencia y su fortaleza para seguir adelante, las mujeres son un actor fundamental en el desarrollo del campo colombiano, la estabilización de las zonas rurales y en la reconstrucción del tejido social.

 

 

 

La política de Restitución de Tierras tiene como uno de sus pilares la transversalización del enfoque diferencial y de género, por lo que dispuso la creación de un Programa de acceso especial para las mujeres. De acuerdo con la Subdirectora de la entidad, Marcela Morales, “nuestro interés es dotar de herramientas a las mujeres rurales para que a través del conocimiento de sus derechos mejoren sus condiciones de vida, sus capacidades organizativas, su sostenibilidad, así como las de sus familias, lo que implica un proceso permanente de fortalecimiento de competencias con los colaboradores de la entidad para la aplicación adecuada del enfoque de género y de las acciones afirmativas que se han establecido por parte de la Unidad”.

 

 

 

Este programa, liderado por la Dirección Social de la Unidad, busca garantizar el acceso de las mujeres a su tierra como un derecho patrimonial de importancia, por medio del cual se impulsan y se forjan sus proyectos de vida, contribuyendo a un desarrollo rural equitativo y sostenible. Para esto, es necesario reconocer sus particularidades e implementar acciones a lo largo del proceso, dirigidas a romper las barreras que enfrentan y garantizar que se respeten sus derechos sobre la tierra.

 

 

 

Sumado a lo anterior, la Unidad trabaja con mujeres restituidas para su empoderamiento y el fortalecimiento de sus liderazgos, a través de un eje básico de exigibilidad de sus derechos y mediante la dotación de herramientas que contribuyan a la cimentación de sus proyectos de vida y de esta forma, se conviertan en empresarias del campo.

 

 

 

Para esto, nos articulamos con la Dirección de la Mujer Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la cooperación internacional, la Consejería Presidencial para la Estabilización y Consolidación, entre otras entidades públicas y privadas.

 

 

 

Lo anterior, ha permitido que más del 50% de las sentencias de restitución de tierras de la ruta individual beneficien a mujeres y, específicamente en el periodo de Gobierno del presidente Iván Duque, más de 4.500 mujeres han sido beneficiadas por sentencias de restitución.

 

 

 

Gracias a los resultados de este Programa, hoy podemos ver cómo las mujeres ejercen otro rol, han pasado a hacer parte del proyecto productivo, ejercen liderazgo en las juntas directivas y en espacios donde se pueden hacer alianzas y establecer contactos para la comercialización de sus productos, acciones con las que se ha reconstruido el tejido social”, indicó la Subdirectora.

 

 

 

La Unidad ha reafirmado de manera permanente su compromiso con las mujeres, diseñando acciones que se han cimentado en sus voces y la de las organizaciones que las representan, conscientes siempre de su importancia para la estabilización de los territorios y la sostenibilidad de la paz.

 

 

 

Durante el gobierno actual, las mujeres rurales con sentencia de restitución han liderado 577 proyectos productivos agropecuarios, con inversiones por más de $18.600 millones en sectores como ganadería, porcicultura, café, frutales y hortalizas.

 

 

 

El Programa se encuentra en su tercera fase que tiene una ruta de acción definida entre los años 2019 y 2022, incluyendo un plan de trabajo ambicioso que ha logrado vincular a más mujeres en estrategias de empoderamiento, y ha establecido nuevas acciones en materia de seguridad y protección, fortalecimiento de su toma de decisiones en los proyectos productivos y la definición de herramientas para reconocer las afectaciones territoriales que enfrentaron mujeres de comunidades étnicas, derivadas de su género.

 

 

 

La Unidad continuará con la ardua labor que se ha llevado a cabo durante la implementación de la ley, fortaleciendo sus herramientas para el reconocimiento de los derechos de las mujeres, los equipos dispuestos para el trabajo con ellas y disponiendo de recursos adicionales para su atención y empoderamiento.

 

 

Con estos avances y compromiso conmemoramos el Día Internacional por los derechos de las mujeres.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *