La ola de contagio por Covid-19 en el Departamento llegó a 7 mil 818 personas y el aumento se mostró incontenible durante el fin de semana, cuando se registraron 223 nuevos casos positivos y 9 fallecimientos… El número de muertes provocadas por el patógeno suman hasta la víspera 230 personas.

 

El pasado viernes 28 de mayo se registraron 81 nuevos casos de Covid-19 y 3 fallecimientos… En la capital se presentaron 51 casos y un fallecimiento; Saravena sumó 20 casos más; en los municipios de Arauquita y Tame se presentaron 4 casos y un fallecimiento en cada uno y en Cravo Norte y Fortul un caso respectivamente.

 

Para el sábado 29 de mayo se presentaron 121 casos y 4 fallecimientos, de los cuales fueron detectados 57 casos positivos y un fallecimiento en el municipio de Arauca. Otros 22 se registraron en Arauquita, donde también se presentó un fallecimiento; en el municipio de Tame 21 casos y un fallecimiento; 14 casos más para Saravena; mientras Fortul sumó 6 casos y un fallecimiento y en Puerto Rondón 1 caso más.

 

Ayer domingo 30 de mayo se confirmaron 21 nuevos casos positivos y 2 fallecimientos. La capital araucana tuvo 11 casos y un fallecimiento, 6 casos más para Saravena; 3 casos y un fallecimiento en Tame y Arauquita sumó un nuevo caso positivo de Covid-19.

 

La comunidad capitalina denunció desatención en la ESE Jaime Alvarado y Castilla, donde el viernes se aglomeraron por lo menos 500 personas, muchas de ellas que no lograron inmunizarse. Además, los centros que operan el Plan de Vacunación contra el Covid-19 no atienden los fines de semana.

 

El caso de la ESE municipal ya es recurrente, pues Noticias 100.3 ha conocido que muchos adultos mayores son devueltos por no completar el numero de personas para las dosis que contiene cada frasco del biológico o porque los funcionarios encargados de aplicar la dosis se les da por irse a tanquear sus vehículos en vez de atender a las personas que llegan a la sede del Materno Infantil.

 

Otra entidad que se suma a la negligencia para operar el plan de vacunación es la ESE Departamental Moreno y Clavijo, donde las deficiencias detectadas a tutiplén en los municipios son muestras palmarias de la incuria con que se maneja, pero no quieren ser escuchadas por la Unidad de Salud.

 

Con todo, el único sitio que cumplía con atención esmerada, ubicado en el Hospital San Vicente, se desmontó por falta de apoyo de la Unidad Administrativa Especial de Salud. Hoy se conoció que el director de la UAESA, Édgar Alexander Contreras, reculó en la decisión ante la presión de la comunidad, de los sindicatos y las denuncias de Noticias 100.3 que replicó el inconformismo general.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *