Con un Presupuesto de inversión por $56,8 billones para 2021, superior en un 32% frente al de este año, el Gobierno nacional honra su compromiso de atender las necesidades más urgentes de la población, afianzar la reactivación de la economía y rescatar el empleo de cientos de colombianos que lo perdieron tras la pandemia.

 

Esto recursos, los más altos de los últimos doce años, se destinarán a proyectos de alto impacto en la reanimación de la economía, especialmente en los sectores agropecuario, infraestructura, vivienda, salud, agua potable, ambiente, educación, al igual que la reducción de la pobreza y la inequidad, tal como están priorizados en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 “Pacto por Colombia, pacto por la equidad”.

 

“Es la primera vez en muchos años que un presupuesto de Inversión pública se focaliza en una estrategia de reactivación económica y en programas de ayuda social a la población más afectada por la pandemia”, afirmó Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

 

 

Los $56,8 billones de inversión están incluidos en el Presupuesto General de la Nación para el próximo año, que ascenderá a $314 billones, de los cuales $184 billones irán a gastos de funcionamiento y $72,5 billones al pago de intereses y capital de la deuda pública interna y externa de la Nación.

 

Tras un gran acuerdo entre los miembros de las Comisiones Económicas del Congreso y el Gobierno del presidente Iván Duque, se logró incrementar en $3,7 billones el Presupuesto de Inversión para el 2021, que inicialmente estaba proyectado en $53,1 billones.

 

Estos recursos adicionales para la inversión se lograron gracias a una recomposición del Presupuesto General del 2021 mediante la liberación de $3,3 billones de los pagos de la deuda y una reducción de $363.000 millones en los gastos de funcionamiento, especialmente en los de comercialización.

 

 

Sectores con más inversión  

El presupuesto para el sector agropecuario, especialmente para apoyar proyectos productivos y financiar la producción agrícola, aumenta en $512.000 millones frente a la propuesta inicial y ahora asciende a $1,67 billones.

 

Estos dineros permitirán al Gobierno Nacional irrigar recursos para el mejoramiento de la infraestructura en el sector rural y garantizar la financiación a los agricultores de sus proyectos productivos.

 

A los proyectos de infraestructura deportiva se le sumaron $300.000 millones, por encima de lo presupuestado inicialmente, y ahora dispondrá de recursos por $696.000 millones, que contribuirán a generar puestos de trabajo.

 

Con una partida adicional por $309.000 millones al sector de vivienda, la inversión ascenderá a $2,6 billones, lo que permitirá acelerar la ejecución de los proyectos de agua potable en todo el país.

 

A los proyectos de inversión del sector de Ambiente le fueron duplicados los recursos, al pasar de $334.000 millones a $681.000 millones, comparado con el proyecto inicial. Se sembrarán 144 millones de árboles, entre otros programas estratégicos.

 

A transporte se le agregaron $231.000 millones, especialmente para vías regionales, para alcanzar un presupuesto de inversión de $9,8 billones, con un gran efecto en la creación de nuevos puestos de trabajo.

 

En el sector de minas y energía se adicionaron $223.000 millones, llevando la partida de inversión a cerca de $4,8 billones, recursos que aseguran los subsidios en energía y gas para los estratos más bajos.

 

Las inversiones para los programas de inclusión social ascenderán a $13,8 billones, dineros que garantizan la financiación de la ayuda estatal a las familias pobres y vulnerables, al igual que los proyectos del ICBF y la construcción de Obras para la prosperidad.

 

A la inversión en educación se le suman $218.000 millones, con lo que sube a con cerca de $4,2 billones en 2021, recursos que apalancarán apoyos educativos y becas, especialmente, siendo la educación uno de los principales rubros de la inversión social.

 

Con este incremento del 32% en el Presupuesto de Inversión para el próximo año la política fiscal será crucial para la reactivación de la economía, la reducción de la inequidad social y la generación de empleo.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *