El Ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez, instaló un Puesto de Mando Unificado, en Arauquita y en él se estableció la Calamidad Pública para el Departamento, como consecuencia de la llegada de migrantes venezolanos y connacionales a la región.

 

 

“Nuestro propósito es concluir el proceso de caracterización que permitirá tener un censo real de cuántos de los ciudadanos que se encuentran en el albergue, son ciudadanos venezolanos y cuántos  colombianos en retorno. Además, saber quiénes se encuentran  en condición de víctimas, entendiendo que aquí lo que puede haber es una vocación de retorno por una situación temporal que se presenta en territorio Venezolano”, señaló el Ministro del Interior.

 

 

“Al establecer la Calamidad Pública para el departamento de Arauca, se activarán todos los mecanismos de atención humanitaria para garantizar condiciones dignas de vida, salud y alimentarias, a las más de 4.700 familias que han llegado a la región, producto de enfrentamientos de Grupos Armados Ilegales en la frontera con Venezuela”.

 

 

“Hoy en Arauquita, estamos dando respuesta institucional, la prioridad es la atención humanitaria de la población que ha hecho ingreso al país para garantizarles condiciones dignas, salud y alimentación para su pronto retorno. Reconocemos el trabajo articulado con organizaciones Internacionales como OIM y ACNUR”, destacó el mandatario araucano.

 

 

El gobernador José Facundo Castillo Cisneros, añadió que, a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo se tendrá apoyo en materia de donación de colchones, carpas, kits alimenticios y destacó el ministro del Interior, “se han entregado más de 10 mil tapabocas, el ministerio de Defensa hará lo propio con 5 mil elementos de bioseguridad para  poder guardas las medidas de bioseguridad”.

 

 

Y enfatizó que reforzarán el plan de acción humanitario para apoyar necesidades de la comunidad así como la entrega de suministros con énfasis en la atención mujeres y sus hijos.

 

 

El Puesto de Mando Unificado convocó a las autoridades territoriales, la Fuerza Pública,  Migración Colombia, la Unidad de Gestión del Riesgo, Gerencia de Fronteras, la Unidad de Víctimas, entre otras,  para hacer entrega al terminar el acto de instalación, de ayudas humanitarias a las familias que debieron abandonar la Parroquia de Urdaneta en el Estado Apure por los ataques bélicos y necesitadas de auxilio llegaron a territorio colombiano; los refugiados recibieron mercados que incluyen kits de aseo, colchones, carpas, menajes de cocina y demás necesarios, para cumplir con la meta de atención.

 

 

Las versiones por parte de los ciudadanos venezolanos  que han cruzado hacia Arauca, es que por acciones indiscriminadas contra la población civil se presentan violaciones a los derechos humanos, por lo que sel tema se dará parte a la comunidad internacional por parte de las organizaciones defensoras de derechos humanos.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *