Beneficiarios y solicitantes de la Unidad de Restitución de Tierras de Norte de Santander y Arauca participaron de un evento institucional que se enmarcó en el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado, el cual se basó en la construcción del árbol de la restitución con palabras que han hecho edificar la esperanza y la confianza en la reparación integral por parte del Estado.

 

     

 

 

Los campesinos, provenientes de las zonas rurales del municipio de El Zulia y Cúcuta, de Norte de Santander, aprovecharon cada palabra para expresar -desde su óptica- cómo se desarrolló el proceso de la restitución hasta llegar a la etapa de la sentencia, la cual les generó la restitución de sus predios y las medidas complementarias como los subsidios de vivienda nueva, fortalecimiento en atención en salud y educación y el otorgamiento de proyectos productivos.

 

 

Sobre los proyectos, uno de los beneficiarios, Ángel Castro, de la vereda El Albarico del municipio de El Zulia, expresó que “si no hubiese sido por la restitución de tierras, las nueve familias que vivimos en la vereda no hubiéramos logrado lo que hoy tenemos, porque a través de la sentencia hoy gozamos de un acueducto veredal, una escuela para los niños y un gran proyecto productivo de ganado doble propósito, lo que nos permite vivir de la venta de la leche y de todos sus derivados”.

 

 

 

El encuentro contó con un ingrediente especial basado en el complemento generacional, reflejado en la familia de Yesid Otavo y su esposa, Melba Patiño, provenientes de la vereda La Colorada de El Zulia, quienes han sembrado en su predio un cacao que ha participado en eventos de talla nacional como el Chocoshow, por parte de su hijo Carlos Otavo, quien a su vez ha inculcado en su hijo menor el amor por la tierra y por el fortalecimiento del proyecto productivo, el cual se sigue abriendo pista en la región a través de escenarios de comercialización y conocimiento de su marca.

 

 

Estas y otras experiencias exitosas de los beneficiarios fueron compartidas con delegados de la Gobernación de Norte de Santander, la Mesa Departamental de Víctimas, la Mesa de Víctimas de Cúcuta, el Consejo Noruego, la Unidad para las Víctimas y ante el solicitante del proceso de restitución de tierras del departamento de Arauca, Jaime Mojica Riaño, quien fue invitado para conocer cómo iniciaron los casos en Norte de Santander con el fin de replicar la información en comunidades vulnerables en territorio araucano.

 

 

Para el solicitante, también vocero y coordinador de la veeduría del adulto mayor de Arauca, “conocer de cerca a los beneficiarios, ver sus fincas en videos, conocer su historia y ver cómo se ha consolidado este árbol de la restitución, es un logro para mi vida, porque crecen las esperanzas de lograrlo también en Arauca, por eso me quedo con todo lo aprendido, porque regreso a Arauca a replicar todo este conocimiento a los adultos mayores y a todas las comunidades que lo requieran”.

 

 

 

El director de la Unidad de Restitución de Tierras Territorial Norte de Santander y Arauca, Leandro Ugarte, señaló que el reflejo de esta conmemoración se basa en las 890 demandas que se han presentado ante los Jueces Especializados de Restitución de Tierras, quienes han proferido a la fecha 332 sentencias, beneficiando a 930 personas en suelo nortesantandereano, “por eso nos enorgullece haber impulsado la restitución de 3.682 hectáreas, beneficiando a 218 familias de la región”.

 

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *