El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, anunció “la postergación de las clases presenciales hasta el mes de diciembre” en todos los niveles educativos, que estaban suspendidas desde el 10 de marzo como prevención a una expansión del COVID-19, que ha dejado 9 muertes en el país.

 

 

Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado, también advirtió de que “va a ser un año difícil” y volvió a manifestar su apoyo y respaldo al ministro de Educación y Ciencias, Eduardo Petta, uno de los más cuestionados de su Gabinete.

 

 

Tras la primera suspensión, el Ministerio puso en marcha un sistema de clases virtuales, una metodología criticada dada la mala calidad de la conexión a Internet en el país, sobre todo en el interior, y a la imposibilidad de muchas familias para acceder a los medios digitales.

 

 

Ese modelo tendrá un “receso” entre el 4 y el 15 de mayo para continuar en la segunda quincena de ese mes, según dijo Petta tras la intervención del mandatario.

 

 

En ese periodo, el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) prevé analizar un nuevo proceso para la realización de las tareas educativas. Petta confirmó que la intención del MEC es “llegar hasta fin de año con la modalidad”, además de recurrir a varios canales del televisión para emitir contenidos educativos.

El ministro adelantó que existirá un cronograma especial para los alumnos de tercero de la media y para los alumnos de bachilleratos técnicos o de prácticas a distancia, con autorización de los padres.

 

 

El presidente de Paraguay ya había advertido hace unos días que los colegios y las fronteras serían los últimos en volver a la normalidad tras el levantamiento de la cuarentena.

 

 

Paraguay iniciará el 4 de mayo la primera fase de su “cuarentena inteligente”, como el Gobierno ha llamado a la desescalada de las restricciones, y permitirá la vuelta a la actividad de fábricas, talleres, servicios de reparto, cobranzas o empleo doméstico, entre otros.

 

 

Paraguay suma 228 casos de COVID-19, 93 recuperados y nueve muertos, siendo así el país menos afectado en Latinoamérica.

 

FUENTE: EFE

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *