Britney Spears se hizo famosa en 1998 gracias a la canción ‘Baby one more time’, pero mucho antes empezó a forjar su camino en el mundo del entretenimiento cuando hizo parte del famoso canal infantil Disney Channel, del que también salieron estrellas como Demi Lovato, Justin Timberlake, Christina Aguilera y Ryan Gosling.

 

Sin duda, la fama llegó a la vida de la ‘princesa del pop’ muy rápido y a muy temprana edad, y aunque supo manejarla por un tiempo, no siempre todos los momentos fueron felices.

 

Hace unas horas, la estrella confirmó que se internó en un clínica de salud mental debido a la fuerte presión por la enfermedad de su padre, Jamie Spears, lo que recuerda que está no es la primera vez que Britney se enfrenta a un momento crítico en su vida.

 

Son recordadas las ocasiones en las que ha estado en el ojo del huracán por polémicos comportamientos, que han puesto en duda la estabilidad emocional y mental de la artista.

 

Uno de los momentos más controversiales se dio en el año 2006 cuando fue captada por un paparazzi mientras conducía con su hijo, de tan solo unos meses, en sus piernas. Por supuesto, este hecho generó muchas críticas y en esa ocasión culparon al alcohol, algo con lo que la artista ha tenido que luchar por años.

 

Por cuenta de su adicción a la bebida y a las drogas, la artista pasó ya varias veces por centros de rehabilitación y ha estado muy vigilada por su círculo cercano, tanto así que el año pasado su equipo de trabajo decidió retirar todo el alcohol del backstage de sus conciertos como una medida para evitar recaídas.

 

El episodio con su hijo fue uno de los más difíciles y según confesó en una oportunidad para la revista israelí Yediot Ahronot, 2006 y 2007 “fueron los años más duros y oscuros” de su vida. Este último es recordado como el año en el que decidió raparse y agredió a un fotógrafo con un paraguas.

 

Sumados a estos mencionados momentos de su vida, también está su sonado matrimonio y divorcio con Kevin Federline, con quien tuvo dos hijos, Sean Preston y Jayden James. La pareja contrajo matrimonio en el año 2004, pero su relación siempre fue complicada y llena de diferencias irreconciliables. Por eso, en el año 2006 se separaron, lo que también significó un duro acontecimiento para la cantante de 37 años, que desde 2008 ha estado bajo observación por su salud mental.

 

Britney Spears está en estos momentos internada en un clínica psiquiátrica, según reveló TMZ, y permanecerá en ese sitio por 30 días.

 

Fuente: La Mega

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *