La finca que evidencia una de las pruebas ignoradas por la Comisión Especial de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia, sí existe. Está ubicada en la vereda Guarne del municipio de Apia, Risaralda.

 

 

“La Veranera” curiosamente fue adquirida por la familia de Juan Guillermo Monsalve en 2018, año en que comenzaba la instrucción del proceso contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez y ha sido uno de los elementos que más ha generado controversia en medio del proceso que cursa en contra del expresidente Álvaro Uribe Vélez, por supuesta manipulación de testigos y soborno.

 

 

En una entrevista en el programa ‘Al Ataque’ que dirige la periodista Salud Hernández-Mora, Enrique Pardo Hasche, quien compartió celda con Monsalve, dijo que el ex paramilitar le reveló que a él le regalaron esa propiedad. Luego, en el testimonio que reveló SEMANA de Deyanira Gómez ante la Corte Suprema, la esposa de Juan Guillermo Monsalve aseguró ante la Magistrada Sandra Yepes del alto tribunal que esa finca era de su propiedad y que allí se encontraban viviendo sus suegros.

 

 

Ahora es uno de los elementos que más ha genera controversia en medio del proceso judicial y la periodista colombo-española la visitó, logrando además tener acceso a tres documentos oficiales que confirman que el predio donde se cultiva café y plátano de excelentes calidades tipo exportación, pertenece a dos personas cercanas al grupo familiar de Juan Guillermo Monsalve, su mamá y su esposa.

 

 

La madre del hoy preso en la cárcel La Picota de Bogotá, Luz Marina Pineda de Monsalve, compró el 50 por ciento faltante a un ingeniero de Pereira para hacerse a la totalidad de la finca civil, el 21 de junio de 2018, año clave en el proceso contra Uribe. La mujer, ama de casa, de 67 años, testificó que adquirió la mitad del predio por 27 millones de pesos, según el Certificado de Libertad y Tradición (Matrícula 292-7027).

 

 

La otra mitad de ‘La Veranera’ le pertenece desde el 20 de abril de 2016 a Deyanira Gómez Sarmiento, pareja de Juan Guillermo Monsalve, por la que pagó por la mitad de la finca el mismo valor de la suegra: 27 millones de pesos.

 

 

Lo anterior indicaría que Deyanira Gómez, la esposa de Monsalve, omitió la identidad de la otra persona dueña de la finca, es decir a la mamá del ex paramilitar, pues como se mencionó anteriormente, ella dijo en su testimonio ante la Corte Suprema de Justicia el 25 de abril de 2018 que ese predio era de su propiedad.

 

 

Noticias 100.3 dialogó con Salud Hernández-Mora quien señaló que el tema central gira alrededor del origen de esa finca, la cual Óscar Monsalve, padre del ex paramilitar, está vendiendo por un valor de 460 millones de pesos. Es necesario que eso se investigue y se aclare por parte de la Fiscalía General, quien tiene a su cargo el caso.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *