El consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio Archila, reiteró que el gobierno nacional le da toda la prioridad al manejo que los entes responsables de la ejecución (que no es la Consejería), dan a los recursos provenientes de las regalías por la explotación de hidrocarburos, y que están destinados a propiciar la reactivación económica de las zonas más vulneradas del país.

 

El consejero enfatizó que los recursos de regalías, manejados con acierto y transparencia, serán clave en la reactivación económica de las regiones después de la pandemia, y por eso destacó el esfuerzo del Congreso de la República en aprobar el anticipo de regalías que se invertirán en obras, en las zonas donde se ejecutan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET.
Archila confirmó que en 2020 se viabilizaron 178 proyectos de inversión de la fuente de Asignación para la paz por un valor de $2.3 billones de pesos.

 

“Todos los proyectos viabilizados en el OCAD PAZ, se dieron después de recibir el respectivo concepto de verificación de requisitos por parte del Departamento de Planeación Nacional, y de haberse recibido el pronunciamiento técnico sectorial favorable.  Adicionalmente, contaron con la concordancia de la Agencia de Renovación del Territorio, ART, que ejecuta los PDET.

 

En una respetuosa nota al Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, Archila destacó por importante y significativa la labor de esa entidad en el control preventivo de los recursos públicos y precisó que estará completamente alineado con ese trabajo.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *