El médico Gabriel Ochoa Uribe, quien ganó 17 campeonatos del futbol profesional colombiano; cuatro como jugador y trece como técnico, murió la noche de este sábado a los 90 años en Cali, ciudad en la que se había radicado desde que se retiró del club América y se apartó de la actividad futbolera.

 

 

Ochoa Uribe, quien jugó como arquero, tuvo sus mayores logros en el Club Deportivo Millonarios de Bogotá, con el salió campeón cuatro veces como jugador y cinco como técnico.

 

 

Se graduó como médico en la Universidad Javeriana, especializado en ortopedia y traumatología. El éxito que consiguió como futbolista en la época de El Dorado, lo llevó después a la dirección técnica para convertirse en un mito del balompié nacional.

 

 

Nacido el 20 de septiembre de 1929 en Sopetrán, Antioquia, Ochoa Uribe logró conquistar 14 títulos en el fútbol profesional colombiano. En lo que respecta a la liga de Primera división fueron siete con América de Cali, cinco con Millonarios y uno con Independiente Santa Fe. El otro fue la Copa Colombia con el conjunto Embajador de 1962-63.

 

 

En lo que respecta a su carrera como futbolista, alcanzó cuatro títulos consecutivos de la Liga, todos con Millonarios, entre 1949 y 1953. También fue Director Técnico de la Selección Colombia en tres oportunidades: la primera para el Campeonato Preolímpico de 1959, luego en el Campeonato Sudamericano de 1963 y también durante una parte de las Eliminatoria hacia el Mundial de México 1986.

 

 

Lo dicen todos, desde quienes jugaron bajo su mando de los años 50 al 72 con Millonarios, hasta los que se destacaron en las décadas del 80 y 90 con América de Cali. Difícilmente en el fútbol colombiano podría haber un técnico más estricto que el médico Gabriel Ochoa Uribe y, con toda certeza, uno de los argumentos para haberse convertido hasta el momento en el más exitoso de la historia de nuestro balompié.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *