Un material arqueológico similar al encontrado a comienzos de este año en la vereda El Sinaí, inmediaciones al complejo Caño Limón, fue ubicado en la vereda Santa Isabel de Arauquita, mientras excavaban para construir infraestructura petrolera como la nueva plataforma de exploración por parte de SierraCol Energy en el sector de Caranal.

 

 

Así lo confirmó Alejandro Bernal Vélez, jefe de la misión arqueológica que realiza la prospección en esa zona del Departamento de Arauca.

 

“Es el mismo tipo de registro arqueológico, aseveró Bernal Vélez, aclarando que entre los dos hallazgos de este año no se puede determinar si uno es más importante que otro”.

 

“Son piezas de cerámica que serán llevadas al laboratorio para el análisis respectivo, con la ventaja de que ya tenemos la experiencia y el estudio del nuevo material se va a paralelizar con el primero” indicó a Noticias 100.3 de Arauca Stereo el connotado arqueólogo.

 

Son fragmentos de cerámica resultantes de la ruptura de utensilios como ollas, platos y vasijas que usaron para preparar o servir los alimentos de una comunidad que ocupó esas tierras en el siglo XIX.

 

 

 

La poca investigación arqueológica en Arauca no permite comparar para establecer los tiempos exactos o a la cultura que pertenecieron, explicó el científico Bernal en su diálogo con Noticias 100.3.

 

Reconoció que los petroglifos en algunas piezas que han aparecido en un sector del Estado Apure venezolano pertenecen al mismo grupo cultural que se estableció en Casanare, Arauca y todo los denominados Llanos bajos que incluye al Apure.

 

En tratándose de prospección, Bernal Vélez indicó que es la etapa donde las empresas que desarrollan obras de infraestructura deben proteger cualquier material arqueológico y en acatamiento de esa Ley SierraCol ha establecido protocolos para mantener la riqueza cultural.

 

 

El material hallado en El Sinaí, campo Cosechas a comienzos de 2021 sigue siendo estudiado y se está analizando en laboratorio. La prospección se ha desarrollado de manera idéntica y, por ende, juntando las dos investigaciones se economizará tiempo.

 

En un lapso más corto se determinará la cronología y precisarán usos de cada elemento; pronto se conocerá las costumbres de esas culturas y de las épocas específicas de las comunidades que habitaron estas zonas araucanas para alimentar la información que posee el Instituto Nacional de Arqueología e Historia, ente al que reportan oportunamente los integrantes del equipo científico encabezado por Bernal.

 

 

Descartó las versiones de historias desarrolladas cinematográficamente, como las de Indiana Jones y enfatizó que ese rol del protagonista Harrison Ford en nada se parece a la arqueología científica. “Lo de Indiana Jones es lo más distinto a nuestro trabajo” destacó, al tiempo que explicó las escenas de acción previstas en un libreto de ficción atraen a la gente al espectáculo, pero la alejan de la ciencia.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *