Con la donación del terreno y el aporte del gobierno nacional a través del Ministerio de Justicia el proyecto para construir un nuevo centro penitenciario en Arauca obtuvo luz verde, conceptuó el General Mariano Botero, Director General del INPEC.

 

Se necesitaba el aporte de un grano de arena y la voluntad, cosas que se fusionaron para la construcción de un establecimiento con capacidad para mil reclusos, dijo el general Botero en su visita a la capital araucana, donde participó en el lanzamiento del programa REVIVE que incluye a la población carcelaria.

 

Mientras se inicia la ejecución del proyecto el INPEC comenzó una estrategia de educación para la resocialización que permitirá a los reclusos, una vez cumplida su condena, constituirse en emprendedores.

 

También se otorgarán beneficios para descongestionar el centro carcelario del Departamento mediante una política carcelaria que generará espacios para la resocialización, brindar una condición nueva de vida a las personas privadas de la libertad y evitar la reincidencia en la comisión de delitos.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *