Con el propósito de tratar el tema de Migración de Población venezolana en el departamento de Arauca desde el sector privado, se llevó a cabo el día de ayer 27 de septiembre, una reunión liderada por la Cámara de Comercio de Arauca, en cabeza de su directora Gisela Garcés Valdés, donde asistieron los representantes de los gremios ganadero, arrocero y comercial y la asesora delegada de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

 

El objetivo principal de este encuentro fue analizar la posición y gestión por parte del sector privado frente a la migración que ha generado la crisis del vecino país de Venezuela, y la exposición directa del departamento de Arauca por su situación de frontera. Desde el 6 de agosto del presente año, USAID ha venido efectuando estos espacios de conversatorio con los sectores económicos de las diferentes ciudades del país como Valledupar, Riohacha y Bogotá.

 

Según lo expresó su delegada Adriana Salóm, la debilidad principal que se ha identificado respecto al tema de migración es que no se hallan establecidas alianzas estratégicas entre entidades para hacerle frente a este flagelo.

 

En el encuentro, los representantes de los gremios que hicieron presencia, tuvieron la oportunidad de expresar qué acciones consideraban necesarias a efectuar en el ámbito migratorio, por medio del apoyo de la USAID. Dentro de los hitos principales que se trataron estuvo el impacto que ha generado en la economía del departamento la mano de obra venezolana.

 

Tal y como lo expresó la presidenta ejecutiva Gisela Garcés, tanto en piedemonte como en sabana las actividades que se realizan no generan valor agregado y el Producto Interno Bruto ha perdido su posición. Según Garcés la decadencia del país de Venezuela tomó por sorpresa a las entidades pues no estaban preparadas para afrontar este hecho y se refirió a Arauca como una ciudad con urgencia de un enfoque diferencial y políticas públicas que permitan mejorar las cifras.

 

También agregó que es necesario  efectuar la caracterización de migrantes para de esta manera conocer el perfil exacto de la persona que ingresa, así como una reforma a la ley de migración de Colombia.

 

Dentro de los puntos que señalaron algunos de los representantes de los gremios en las intervenciones realizadas, expresaron su preocupación respecto al impacto del contrabando así como el fomento de una “cultura de la ilegalidad” y la falta de una institución que realice el trabajo de verificación respecto a esta problemática.

 

Otros por su parte manifestaron que existe una falta de planeación en los sectores productivos y una informalidad en los productos además de la acción necesaria de mejoramiento a las vías de acceso del departamento de Arauca.

 

Agregado a esto, se señaló como factor de vulnerabilidad la flexibilidad en las leyes y la existencia del sector Cancha los Guires como epicentro de delitos y contrabando: “estamos permitiendo y viviendo con la ilegalidad”, expresó uno de los participantes. Asimismo exigieron recursos y control por parte del gobierno.

 

Al llegar al final de la reunión se acordó proponer el fortalecimiento de la institucionalidad y la normativa de frontera junto al desarrollo de una cadena productiva, estos serán llevados a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional. Los integrantes de los gremios esperan presentar el próximo 11 de octubre al presidente Iván Duque un documento con puntos clave que exigen al gobierno para el mejoramiento del departamento en el sector económico.

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *