Una comisión del Instituto Nacional de Vías, encabezada por el director técnico del Invías, Guillermo Toro Acuña, visitó ayer los puntos de la red vial más afectados por la ola invernal en el Departamento y levantó un censo de la emergencia suscitada, indicó a Noticias 100.3 el jefe regional para Arauca y Casanare del Instituto, Arcenio Sandoval Barrera.

 

Se detectaron 20 puntos donde hubo pérdida total de banca, el colapso de puentes, pérdida de terraplenes y rellenos laterales que han hecho ceder las estructuras hidráulicas e impiden la transitabilidad, afirmó Sandoval Barrera. Los técnicos se desplazaron en compañía de los alcaldes de Saravena, Wilfredo Gómez y de Fortul, Javier Cabrera.

 

Los principales problemas fueron detectados en los puentes sobre el caño La Colorada y el río Banadía; así como el desbordamiento del caño La Madrevieja para el caso de Saravena… En Fortul, las inundaciones causaron estragos en la zona rural con consecuencias graves en cultivos, estanques piscícolas, galpones y fincas ganaderas.

 

El jefe técnico consideró necesario declarar la urgencia manifiesta por parte del Instituto Nacional de Vías y que el Departamento haga lo propio decretando calamidad pública, como ya lo han hecho los municipios. Una segunda fase en el plan de recuperación del corredor vial Tame-Fortul-Saravena serán los estudios y diseños para recuperar la infraestructura.

 

Related Post

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *